Qué hacer cuando un gato tiene fiebre

Gato triste

A todos nos gustaría que nuestro amigo estuviese siempre sano, pero lamentablemente, habrá veces a lo largo de su vida en las que el animal estará enfermo. Uno de los síntomas que enseguida notaremos es la fiebre. Un día, al acariciarlo o al cogerlo en brazos, nos daremos cuenta de que su cuerpo está más caliente de lo normal.

Por ello, es importante saber qué hacer cuando un gato tiene fiebre. Así podremos iniciar el tratamiento lo antes posible, evitando que su salud empeore.

Causas de fiebre en gatos

Son varias las causas por las cuales un gato puede tener fiebre, entre ellas: gripe, resfriado, cáncer, enfermedades víricas o bacterianas, infecciones virales, lupus, o incluso es posible que algunos medicamentos le hagan tener este síntoma.

De todas maneras, la fiebre es importante tener siempre presente que es sólo eso, un síntoma. El gato podría estar teniendo una enfermedad muy grave, que le puede poner su vida en peligro.

Cómo saber si mi gato tiene fiebre

La temperatura corporal de un gato sano debe de estar entre los 38 y los 39’5ºC; cuando está más alta, es porque su organismo está luchando contra virus, bacterias, o porque tiene algún tumor. Para tomarle la temperatura, necesitarás un termómetro digital rectal, un lubricante (como vaselina) y un paño limpio.

A continuación, sigue este paso a paso:

  1. Limpia el termómetro.
  2. Cubre la punta con un poco de lubricante.
  3. Levanta la cola del gato, e introduce la punta en su recto.
  4. Cuando el termómetro se detenga, retíralo con cuidado y observa la temperatura.

Si es necesario, pídele a alguien que sujete al gato por la zona de las patas delanteras.

Tratamiento de la fiebre en gatos

Si el termómetro indica que el felino tiene fiebre, será el momento de comenzar a tratarlo. ¿Cómo? De la siguiente forma:

  • Hay que mantener al gato hidratado. Si ves que no bebe, tendrás que dársela tú con una jeringuilla sin aguja. Dásela poco a poco, teniendo al animal de pie sobre sus patas o tumbado; nunca debes ponerlo en posición vertical, ya que se podría ahogar.
  • Dale de comer comida de lata para gatos de calidad, sin subproductos ni cereales. Huelen mucho más que el pienso seco, por lo que es probable que no dude ni un momento en comer.
  • Ponlo en una habitación cálida y cómoda.
  • Dos veces al día, coloca compresas húmedas frías en su frente, patas, abdomen e ingles. Deja actuar durante unos minutos, y después sécalo bien para que no coja frío.

Gato enfermo

Si en 48 horas no ves ninguna mejoría, debes de acudir al veterinario.

 


Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario