Que es el Síndrome de Intestino Irritable?

El sistema digestivo de los gatos también puede padecer problemas de vez en cuando, muchos de los cuales se asemejan en gran forma a los de las personas. Uno de ellos es el Síndrome de Intestino Irritable.

Este trastorno gastrointestinal afecta al intestino grueso del felino, alterando sus contracciones digestivas a causa de movimientos en el intestino irregular. 

Cuando esto sucede, el intestino del gato va acumulando residuos y toxinas que obstruyen el flujo y distribución normales de los alimentos y desechos a través del tracto digestivo del organismo. A consecuencia de ello, los gases y la materia fecal son retenidos (estreñimiento) y causando con ello inflamación y dolor al gato.

Curiosamente, los factores que posibilitan el Síndrome de Intestino Irritable en los gatos son los mismos que en los humanos: abuso de antibióticos, infecciones virales y bacterianas, estrés, mala alimentación o alergias a determinados alimentos o sustancias.

Pero también, y algo muy frecuente, puede ser motivo del Síndrome de Intestino Irritable la obstrucción de éste por haber ingerido el gato algún objeto extraño, lo cual no es para nada raro en los mininos, ya que siempre están buscando algo con que jugar y meterse en la boca. Ahora tenemos un motivo más para vigilar sus hábitos.

Si sospechas que tu gato pueda estar sufriendo algún problema en los intestinos, debes consultar al veterinario de inmediato, y así evitar una intervención quirúrgica si el casos avanza o algo peor. El profesional siempre podrá aconsejarse sobre las mejores medidas a tomar.


Escribe un comentario