¿Qué es el Feliway y para qué se usa?

Feliway

¿Tu gato está estresado/a? ¿Se siente realmente incómodo cuando está dentro del transportín? Si es así, hay un producto que le ayudará a sentirse más calmado/a: el Feliway, que se vende como difusor o como spray. Dependiendo de cuál compres, lo cierto es que te será más recomendable para unas situaciones concretas, a pesar de que sea el mismo producto.

Pero, ¿qué es realmente el Feliway? ¿De qué está hecho? Y, lo más importante, ¿para qué se usa exactamente? 

¿Qué es el Feliway?

Este es un producto que es una copia sintética de las feromonas faciales de los gatos. Si nos fijamos, nuestros amigos a menudo se acercan a nosotros, y nos rozan con su cara, dejándonos así sus feromonas. Es una manera de, primero, hacernos saber que formamos parte de su familia, y también para que podamos, de alguna manera, hacerle saber a él o ella que se puede sentir protegido/a y seguro/a con nosotros.

Por estos motivos, es muy recomendable en situaciones de estrés usar este producto, pues le ayuda a relajarse mucho.

¿Para qué se utiliza?

Además de para situaciones de estrés, lo cierto es que también se recomienda para muchos otros casos. Pero como decíamos antes, el difusor y el spray no se usan siempre en las mismas situaciones:

  • Difusor: para casos en los que se produzca un cambio de hogar, o un cambio en el hogar (llegada de un nuevo miembro de la familia, por ejemplo, ya sea persona o animal), cuando hay visitas, o si se siente muy incómodo hasta el punto de que se acicala demasiado.
  • Spray: este producto se usa más para viajes, para ir al veterinario, para que esté tranquilo/a en la residencia felina mientras estamos ausentes, para que deje de marcar con orina o de arañar los muebles.

Gato relajado

Con este producto las probabilidades de que tu amigo se sienta tan feliz como el de las imágenes son muy altas 😉 .


Categorías

Trucos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   magnolia dijo

    Hola,tengo una gata negra preciosa a la que la dimos mucho cariño desde que llegó a casa,de pequeña era cariñosa juguetona,tengo dos perros de raza pequeña y muy bien con ellos sobre todo con el macho,el caso es que ahora ya tiene un año, y desde los 6 mese mas o menos su carácter empezó a cambiar siendo agresiva cuando quiere y muy independiente, ya no ronronnea como hacia antes y al perro le pega ya no quiere jugar,como bien y si viene gente a casa no le gusta incluso les bufa, no entiendo porque es así y ahora como tengo patio y es verano abro las puertas y se me va por la noche por el tejado sin hacer caso, tres veces la hemos tenido que sacar del patio del vecino porque no sabe salir una vez dentro,es muy rara no se,la estás acariciando y te deja una sola vez a la próxima te araña, me gustaría saber que puedo hacer y porque es así ahora cuando la hemos criado con cariño.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Magnolia.
      Por si acaso, lo primero que te recomendaría es llevarla al veterinario para que le hiciera un examen completo. Puede parecer extraño, pero a veces los cambios repentinos de conducta son debido a que el animal siente dolor o algún tipo de molestia.
      En el caso de todo esté bien, es importante saber si la gata ha tenido alguna mala experiencia en casa, como por ejemplo que un perro o alguien la haya asustado o molestado últimamente. Si ese es el caso, habría que re-socializar a la gata con el perro o con la persona, tratando de que ambos se lo pasen bien mientras respetan el espacio del otro (la persona le debe dar golosinas a la gata para que ella pueda confiar en ella; por otra parte, si es uno de los perros el que le cae mal, tú debes de darle premios a los dos cada vez que estén juntos).
      También puede ser que se comporte así si se siente estresada o agobiada. En estos casos, productos tranquilizantes como el Feliway le podrían ayudar, o las Flores de Bach (concretamente, el Rescue Remedy: sea de echar 4 gotas en pienso húmedo).
      Si nada de esto funciona, entonces habría que recurrir a un etólogo felino.
      Un saludo.

Escribe un comentario