¿Qué debe comer mi gato?

Gato comiendo

Los gatos, así como todos los felinos, son animales carnívoros estrictos; es decir, que sólo pueden comer carne. Aunque en el mercado podemos encontrar muchas marcas y tipos de comida, en realidad puede costarnos bastante encontrar una que, además de gustarle, le siente bien. Esto último es muy importante, pues aunque en el envase diga que es de muy alta calidad, a veces no es del todo cierto. Y eso es algo que nuestro gato nos ”dirá” teniendo problemas de salud (gastroenteritis, pérdida de pelo, dentadura con sarro y gastada a temprana edad, etc.).

A continuación te diremos qué tipos de comida hay disponibles, así como sus ventajas e inconvenientes.

Pienso

El pienso son bolitas en la que en cada una de ellas se concentra una determinada cantidad de proteínas, grasas, y todo lo que necesita el gato. ¿Te gustaría saber cómo lo hacen? Echa un vistazo al vídeo.

La diferencia entre el pienso seco y el húmedo es la cantidad de agua que tiene uno u otro. En el caso del pienso húmedo, lo que conocemos más como latas, tienen un mínimo de 70% de humedad.

-Ventajas

  • El precio varía según marcas, pero por lo general es más económico que darle otro tipo de comida.
  • Es muy práctico y cómodo para el dueño, especialmente el pienso seco. Sólo se ha de preocupar de mantener el comedero siempre lleno, para que el animal pueda alimentarse cuando quiera.

-Inconvenientes

Aunque no a todos los gatos el comer pienso les supone un problema, hay otros más sensibles a los que es mejor no darles pienso por los inconvenientes que pueda tener. Quizás no se vean a corto plazo, pero eso no significa que no estén o no puedan estar presentes. Algunos ya los hemos citado antes (problemas gastrointestinales, problemas en la dentadura,…), pero hay otros menos visibles y que a simple vista parece que no tengan relación alguna con el pienso. Algunos de estos problemas podrían ser: alergias, sistema inmunitario enfermo, etc.

RECOMENDACIONES

  • Asegúrate de que en cada etiqueta ponga todo lo que lleva el pienso. El total de todos los porcentajes debe sumar 100%.
  • No te dejes engañar por los piensos que dicen, por ejemplo: 30% carne, 25% cereales, 10% trigo… La carne debe ser la base de la alimentación del gato. Los cereales y el trigo son lo mismo: cereales, algo que los gatos no necesitan. Si además lleva escritos nombres demasiado técnicos de cosas que no sabes que son, es también mala señal. Tú, como dueño de gato, tienes el derecho a saber qué es lo que está comiendo tu amigo, y poder reclamar y/o quejarte en caso de que haya problemas.

Comida natural

Gato comiendo

La comida natural, también conocida como BARF o ACBA, es un tipo de alimentación basada en darle alimentos crudos al animal. En estado salvaje, los gatos así como el resto de los felinos, cazan a sus presas para luego comérselas. Esto es algo que todavía hacen incluso los gatos caseros con acceso al exterior (aunque es verdad que la mayoría de las veces no se lo comen, pero el instinto cazador sigue patente en sus venas).

Como decíamos, es un animal carnívoro y por lo tanto debe comer sólo carne. Lo ideal es empezar a darles carne de pollo, especialmente si son gatitos, pues les es más fácil digerirlo. Poco a poco iremos introduciendo otros tipos de carne, evitando los huesos. Un gato adulto podrá comer alitas de pollo sin problemas, pero un gatito podría tener problemas para morder los huesos.

-Ventajas

  • Dentadura sana, blanca, fuerte.
  • Pelaje suave y brillante.
  • Heces más compactas y menos olorosas.
  • Buen estado de salud.

-Inconvenientes

  • Mantener a un gato con BARF puede salir caro, aunque si ya le dábamos un pienso de alta calidad, el dinero que se gasta al mes con comida natural no cambia mucho.
  • Lleva más ”trabajo”. Lo ideal es dedicar un día a preparar todo lo que se va a comer durante la semana, e ir dándoselo a medida que pasen los días.

RECOMENDACIONES

  • Mucho cuidado con los huesos finos, pues se les podría astillar.
  • No darle comida vegetariana al gato. Podría suponer la muerte del animal.
  • No darle tampoco leche ni derivados, ya que podrían causarles problemas gastrointestinales. En caso de gatitos huérfanos, se les dará leche específica para gatos.

Por último recordar que no deberemos obligar nunca a nuestro gato a comer un tipo de comida que no quiere, sea el que sea, a no ser obviamente que el anterior le diese problemas de salud y tengamos que cambiárselo por otro.


Categorías

Alimentación

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   angela dijo

    alguien que me ayude hace como 10 días mi gato ya no regreso me han dicho que puede que ande de parranda pero mucho tiempo a mi criterio que alguien me diga que puedo hacer seguir esperándolo o mentalizarme que ya no regresara ayúdenme por favor yo amo a mi gato es mi gran compañía lo tuve desde que estaba en la pasa de su mama gata hasta un año después

  2.   Isabel dijo

    Yo le e comprado de todo seco y en lata las comidas sólo le fascina una marca de comida en lata o es la más cara cuando me la dieron le gustaba la seca y a otra no quiere ni acercarse a ella que ago le quiero dar la seca

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Isabel.
      Cuando un gato se acostumbra a un tipo de comida, puede costar mucho cambiársela.
      Mi consejo es que le vayas poniendo un poquito más de comida seca a su plato de comida húmeda. Al principio tendrás que ponerle uno o dos granos de pienso, pero a medida que vayan pasando los días ve echándole un poco más.
      Otra opción es machacar una pequeña cantidad de pienso seco, y mezclarla con la comida húmeda. Conforme vayan pasando los días le vas poniendo cada vez menos latas y más pienso.
      Mucho ánimo.

Escribe un comentario