Las pulgas en los gatos

Pulgas en gatos

De entre todos los parásitos que más pueden llegar a molestar a nuestros gatos, son sin duda alguna las pulgas. Estos diminutos enemigos de nuestros peludos se reproducen muy fácil y rápidamente, por lo que si no se controlan a tiempo, podríamos llegar a tener una plaga, no sólo en el animal, sino también en casa.

Por el bien de tu gato, y también por el tuyo, una de las cosas que se tienen que hacer, especialmente en los meses más cálidos, es desparasitarlo aplicándole una pipeta o spray insecticida con el fin de protegerlo. Y es que las pulgas en los gatos nos pueden ocasionar muchos problemas que podremos solucionarlos con los trucos que te voy a dar en esta guía. Además, aprenderás a hacer insecticidas naturales, lo cual te será muy útil si tu peludo es alérgico a las pipetas y sprays químicos.

¿Qué es una pulga?

Partes de la pulga

Para combatir mejor la plaga, es muy recomendable conocerla a fondo. Así nos será más fácil detectar sus puntos débiles, y podremos proceder a hacer tratamientos preventivos a nuestro gato en el momento más adecuado. Dicho esto, ¿sabemos realmente qué es una pulga?

Características

Las pulgas son unos insectos pequeños (de unos 3mm de largo), sin alas, pertenecientes a la orden Siphonaptera. Se alimentan de la sangre de los mamíferos gracias a un mecanismo bucal diseñado para absorber la sangre de sus huéspedes, y por si fuera poco, se conocen casi 2000 especies en todo el mundo. Para el colmo de males, algunas de ellas transmiten enfermedades tan temibles como la peste bubónica, el tifus o la tenia. Son de color oscuro, por ejemplo las que molestan a los gatos son de color rojizo.

Sus patas son largas, preparadas para dar grandes saltos (hasta 34cm en dirección horizontal, y 18cm en dirección vertical). Es pues, el animal que más distancia puede recorrer de un salto en relación con su tamaño. Y como su cuerpo está comprimido lateralmente, puede caminar sin ser visto entre el pelaje del huésped.

Ciclo vital

Las pulgas son unos insectos cuyo ciclo de vida es variable, y muy productivo. Desde que son huevos hasta que llega a adulto pueden pasar de dos semanas durante los meses más cálidos, hasta ocho meses si el clima es frío. Las hembras depositan la increíble cantidad de 20 huevos cada día, tras haberse alimentado; en toda su vida habrá puesto unos 600, que eclosionarán alrededor de 10 días después de la puesta.

Mientras son larvas, no ocasionan ningún tipo de molestia, ya que no chupan sangre. Sólo se alimentan de pelo y piel muertos, de las heces de las pulgas adultas y de otros restos. Pero en pocos días se convertirán en pupas, y estarán protegidas en sus capullos mientras que llegan a la fase adulta en tan sólo 14 días si el clima acompaña; en caso contrario, es decir, si es invierno y las temperaturas se mantienen por debajo de los 10ºC, lo pasarán siendo larvas o pupas, y en primavera terminarán de desarrollarse.

Enfermedades que puede causar

Detectar pulgas en gatos

En humanos

Las pulgas no suelen causar más que unas -terribles- molestias a los huéspedes, pero hay que tener en cuenta que pueden transmitir enfermedades, como la peste bubónica o el tifus. La pulga del gato, cuyo nombre científico es Ctenocephalides felis, además, puede transmitir la tenia.

En gatos

También en nuestro amigos pueden ocasionarle más de un disgusto. Las enfermedades que pueden transmitirle las pulgas en los gatos son:

  • Filariosis: son nematodos que infectan los tejidos subcutáneos y al corazón; de hecho se la conoce con el nombre de ‘enfermedad del gusano del corazón’. Los síntomas son: tos crónica, problemas para respirar normalmente, falta de apetito y apatía. Si no es tratada a tiempo, tendrá que ser intervenido.
  • Hemoplasmosis: son bacterias que afectan al sistema vascular. Los gatos infectados se verán decaídos, perderán peso, tendrán fiebre, y en casos graves pueden tener anorexia.
  • Dipilidiosis: es un parásito intestinal conocido como solitaria. Se aloja en los intestinos del gato y se alimenta de lo que él ingiere. No presenta síntomas importantes, más allá del prurito anal que le obligará a sentarse y a arrastrarse por el suelo.
  • Dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP): es la enfermedad menos grave de las cuatro, pero la más común. La reacción se produce al momento de que una pulga chupe la sangre del gato, que empezará a sentir picor y la zona afectada se verá inflamada, de color rojo. Además, verás como se lame muchas veces y se rascará tratando de aliviar el picor. Cuando tiene una plaga avanzada, veremos que en el cuerpo del animal hay zonas sin pelo.

¿Como puedo saber si mi gato tiene pulgas?

Un gato que tiene pulgas se volverá un animal que puede llegar a mostrarse nervioso, inquieto, e incluso agresivo cuando la plaga ha avanzado mucho. Pero el primer signo que nos indicará que tiene es que pasará tiempo rascándose. Puede hacerlo con mucha fuerza, lo que podría ocasionarle alguna que otra herida en la zona afectada.

Una manera eficaz y muy rápida de saber si tiene es pasándole el peine levantándole el pelo. Si ves puntitos negros brillantes en su espalda, detrás de las orejas, en la base de la cola o en su barriga, entonces no quedará otra que desparasitarlo.

Prevención de pulgas en los gatos

Gato en el patio

Como nadie quiere tener pulgas en su casa y que tampoco las tenga que sufrir su gato, lo mejor que podemos hacer es prevenirlas. ¿Cómo? Bueno, hay dos maneras: químicamente y naturalmente.

Insecticidas químicos para combatir pulgas en los gatos

En las tiendas de animales y clínicas veterinarias encontrarás a la venta pipetas, collares, pastillas y sprays antiparasitarios. Cada uno tiene sus propias ventajas y también sus inconvenientes, por lo que vamos a verlos en detalle por separado:

Pipetas

Son muy fáciles de aplicar, siempre que al gato no le asusten 🙂 . Se sujeta al animal con cuidado pero firmemente, se separan los pelos del cuello (por la parte de la espalda), y se aplica el producto. Tienen una efectividad de un mes, y la verdad que son muy útiles, especialmente si sale al exterior.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado de no ponérsela en un sitio donde pueda llegarse, ya que de lo contrario se podría intoxicar.

Collares

Los collares son algo más económicos que las pipetas, y muy recomendables cuando queremos asegurarnos de que nuestro gato no va a coger ninguna cada vez que salga al patio. También tienen una efectividad de un mes, por lo que al menos durante 4 semanas podremos estar tranquilos.

El problema aparecerá si lo dejamos salir al exterior. A menudo estos collares no tienen cierre de seguridad, y si se quedase enganchado… tendría muchos problemas. Así que, si dejas que salga, asegúrate de comprar un collar con este tipo de cierre.

Pastillas

Las pastillas se usan mucho como ‘último recurso’. Cuando la infestación de pulgas en los gatos es importante, o si suele tener muchas, las pastillas le ayudarán a poder llevar una vida más tranquila, sin tener que preocuparse más de estos parásitos. Sus efectos pueden durar desde 1 hasta 3 o 6 meses dependiendo de cuál le des.

Eso sí, no le des nunca una a tu amigo sin consentimiento de tu veterinario, ya que podría ocasionarle una reacción alérgica y poner en peligro su vida.

Spray antiparasitario

Muy utilizado en criaderos, refugios de animales y Protectoras por su eficacia y su bajo coste. Es una muy buena opción cuando queremos ahorrarnos un poco de dinero, y mantener al gato libre de pulgas.

Pero… (todo tiene un pero), hay que tener mucho cuidado con los ojos, nariz, boca y orejas, de lo contrario tendríamos que llevarlo a que el veterinario lo examinase.

Pulga en el gato

Insecticidas naturales

Desde hace un tiempo para acá cada vez más frecuente encontrar insecticidas naturales que no ocasionan ningún problema al animal. Collares, pipetas, sprays… que se administran del mismo modo que los químicos, pero que se diferencian de ellos al ser naturales, es decir, que aunque tu gato llegue a lamer un poco del líquido de una pipeta natural, no le pasaría nada.

Son la mejor alternativa para gatos con alergia, y también para aquellos que permanecen en casa durante todo el día. Los únicos inconvenientes son que su eficacia dura menos, por lo que hay que repetir el tratamiento más seguido (normalmente, una vez cada 15 días), y que si el peludo sale al exterior no suelen ser muy útiles. Pero son muy económicos, y la verdad es que vale la pena probar.

Aún así, si no quieres gastarte dinero y prefieres hacer tus propios insecticidas naturales en casa, aquí tienes diferentes remedios contra pulgas.

Remedios caseros contra pulgas en los gatos

Limón

El olor a limón no les gusta nada a estos parásitos. Corta un limón en rodajas y ponlas a hervir en una olla. Déjalas reposar durante la noche y, al día siguiente, con un trapo o una esponja, baña a tu gato.

Levadura de cerveza

Rica en vitamina B1, mantendrá las pulgas lejos de tu gato. Añade una cucharada pequeña y mézclala con su comida habitual a diario, y podrás despedirte para siempre estos molestos parásitos.

Aceite esencial de árbol del té

Es uno de los remedios naturales más eficaces contra pulgas en los gatos, y más fáciles de aplicar. Hazte con un spray de aceite de árbol del té, y sólo tendrás que pulverizar a tu gato evitando el contacto con ojos, nariz, boca y orejas.

Manzanilla

¿Sabías que la infusión de manzanilla repele las pulgas? ¿No? Haz una infusión y, en cuanto el agua esté templada, humedece una esponja o un trapo en ella y pásalo por el cuerpo del animal.

Fácil, ¿verdad?

Mi experiencia

Prevenir pulgas en gato

Las pulgas son unos parásitos con los que tengo que lidiar año tras año. No sólo tengo que proteger a mis gatos, sino también a mis perros. Recuerdo que un año, en el 2010 más o menos, tuvimos una plaga en casa. Fue una de las peores experiencias de mi vida. Tuvimos que lavar todas las sábanas, manteles, ropa…, fregar el suelo con insecticida todos los días. En fin, afortunadamente no hubo que llamar al servicio de control de plagas, pero las pipetas que les puse a los gatos no fueron muy eficaces aquella vez.

En este vídeo sabrás cómo eliminar las pulgas que puedan estar en el hogar usando remedios caseros:

No sabría decir si es mejor insecticidas naturales o químicos para combatir las pulgas en los gatos. Depende mucho de dónde viva el animal y de si se le permite o no salir al exterior. En mi caso, no me ha quedado más remedio que ponerles pipetas químicas, ya que al salir al exterior, las naturales no les sirven de mucho al estar en el campo. Pero si tu peludo va a estar siempre en casa, mi consejo es que le pongas naturales, de esta manera, le evitarás correr riesgos innecesarios.

Independientemente del producto que elijas, es importante que le pidas consejo a tu veterinario ya que él conoce el historial clínico de tu gato y te podrá indicar cuál será el más adecuado para él.

Nadie quiere ver pulgas en los gatos, pero no nos queda otra que soportarlas lo mejor que podamos, ya sea con insecticidas químicos, o preparando nuestros propios remedios en casa.


Escribe un comentario