Problemas neurológicos en los gatos

Muchos de nosotros podemos encontrar gracioso encontrar a nuestro gato dando vueltas o caminar haciendo círculos, sin embargo, aunque al comienzo te diviertas un poco es importante que consideres que este comportamiento puede deberse a un problema neurológico, llamado síndrome vestibular.

Este síndrome vestibular, incluye la inclinación de la cabeza, la realización de movimientos en forma horizontal o vertical de sus ojos, caminar haciendo círculos, e incluso la pérdida del equilibrio. Aunque puede ser simplemente un trastorno pasajero, si lo observamos y tratamos a tiempo, llevando a nuestro gato a la normalidad, en caso de no prestarle atención puede acarrear una serie de problemas neurológicos mucho más peligrosos y complejos.

Es importante que prestes atención cuando tu animalito quiera ejecutar algún tipo de movimiento, ya que será el momento indicado en que aparecerán los síntomas anteriormente mencionados. De igual manera, en caso de no tratar adecuadamente la otitis, la toxoplasmosis, algunos parásitos microscópicos, la leucemia felina, la peritonitis infecciosa, entre otras infecciones podrían producirse este tipo de comportamientos como el caminar dando círculos.

Ten en cuenta que el síndrome vestibular puede ser central o periférico según donde se encuentre la lesión y la enfermedad que la haya producido. No olvides que ante cualquier tipo de comportamiento extraño, o ante la menor duda que tu gato se encuentra actuando diferente lo mejor será consultar con un especialista para que lo observe, lo diagnostique y lo trate adecuadamente.  Para que te quedes un poco más tranquilo y no te alarmes, si este síndrome vestibular ha sido causado por otitis, el pronóstico será siempre positivo y será más fácil de tratar.


Escribe un comentario