Problemas en la cavidad bucal de los gatos

Hemos visto en diferentes ocasiones que nuestros gatos pueden llegar a sufrir de inapetencia. Esto como lo mencionábamos en otras ocasiones, puede deberse a que se encuentran aburridos de alimentarse todos los días con el mismo alimento, o porque tienen algún tipo de enfermedad que les quita el apetito. Sin embargo, más allá de las muchas enfermedades que pueden quitarle el apetito a nuestro animal, también existen los problemas de la boca.

Es por esto que debemos diferenciar en primera instancia la anorexia y la falta de apetito por cualquier otra razón, como debido a problemas en la cavidad bucal del animal. Como primera medida, la anorexia es la falta de apetito, el animal se acercará al alimento pero no se verá tentado a alimentarse con él, lo más probable es que si se llega a acercar, se voltee y vuelva por donde vino.

Por otro lado, cuando el problema se encuentra en la cavidad bucal, el animal sentirá mucho apetito, tendrá hambre como normalmente la podría sentir, pero por alguna razón no podrá ingerir su alimento. Es por este motivo que debemos prestar atención a los siguientes síntomas que nos pueden llegar a alarmar y hacer caer en cuenta que algo no está bien en su boca.

Primero que todo, nuestro gato, no probará bocado, por problemas en sus encías, o en sus dientes, quizá por la presencia de cuerpos extraños en su boca, o por la presencia de llagas o tumores. Es importante tener en cuenta que cualquiera de estos puede producir tanto dolor, que el animal puede preferir no comer para evitar sufrir.

También pueden empezar a comer pero con mucha dificultad, haciéndolo muy lentamente y pausando por mucho tiempo entre alimento y alimento. Aunque en este caso los animales pueden sentir dolor, el dolor no será tanto, como para no comer, pero empezarán a actuar como si quisieran quitarse algo de la boca, moviendo su cabeza, tocando la boca con sus patas, o masticando extrañamente aunque no tengan ningún alimento en su boca.


Escribe un comentario