Primeros días en casa

Gato

Por fin ha llegado el día tan esperado, y el nuevo miembro de la familia ya está en casa. Pero… muchos nuevos dueños tienen dudas acerca de que es lo que deben de hacer para que sea una experiencia agradable para todos ya desde el comienzo. Los primeros días del gato en su nuevo hogar son muy importantes. Ha cambiado de hogar, ya no tiene a sus hermanos, hay nuevos olores que no reconoce…

Es por ello que te vamos a dar unos cuantos consejos para que tu nuevo amigo empiece su nueva vida sin sobresaltos.

Gata blanca

Hay tres palabras que no se deben de olvidar cuando se trata de cuidar de un gato: paciencia, constancia y sobretodo cariño.

  • La paciencia te será muy útil especialmente en el caso de que hayas adoptado o adquirido un gatito. La mayoría de ellos son muy activos, revoltosos, juguetones… y, por encima de todo: les encanta investigar. También hay gatos adultos muy activos, que necesitarán la paciencia de sus dueños para poder aprender qué cosas puede hacer y cuáles no.
  • La constancia es algo que no debe faltar. Si no quieres que se suba a la mesa (por ejemplo), si ves que se ha subido, le dices un NO firme, pero sin gritar. Y es algo que deberás de repetir hasta que no lo haga más. Todos los de la familia deberán de hacer lo mismo, pues si, aunque sea sólo una persona, le dejan subir a la mesa, todo el trabajo realizado hasta el momento no habrá servido.
  • El cariño es fundamental. Un gato lo que más necesita es sentirse querido, sentir que realmente forma parte de la familia. Y cualquier ocasión es buena para darle mimos a nuestro querido amigo.

Bengala

Dicho esto, los primeros días dejaremos que el gato investigue toda la casa. Si tenemos más animales, los mantendremos separados durante un tiempo hasta que poco a poco vayan reconociendo y aceptando la presencia del otro.

Algo que suele funcionar es lo siguiente:

  • Deja al gatito nuevo explorar su nueva casa durante un par de horas cada día. El resto del día mantenlo separado de los demás animales hasta que no se hayan aceptado.
  • A medida que pase el tiempo, verás como los demás animales se van acercado al gato nuevo, incluso dándole muestras de querer jugar con él.
  • Es entonces cuando habrá llegado el momento de quitar la barrera que los mantenía separados, y dejarlos corretear por la casa.

La idea es que los animales que ya vivían en casa no se sientan desplazados. Es por ello que les daremos cariño por igual, incluso es mejor que si el gato nuevo está en presencia de los otros, no le hagamos mucho caso. Puede parecernos algo difícil de hacer, pero así establecerán una amistad en un periodo de tiempo más corto.


Escribe un comentario