Primer café para gatos en Viena

Café Neko, primer café para gatos en Viena

Parece que, y bienvenida sea, la pasión por los gatos va creciendo por Europa, y en alguno de los caso producto de influencia orientales.

Tal es el caso de Viena, Austria, que de ser considerada una de las ciudades que ha convertido los cafés en una autentica institución para sus ciudadanos y parte esencial de su cultura, ahora también pasará a la historia por ser de las primeras ciudades europeas en abrir un Café para gatos!.

Si. La tradición japonesa de ofrecer a las personas establecimientos donde el punto de atención son los gatos que andan libremente por el local se trasladó desde el Imperio del Sol Naciente a una de las capitales de la cultura mundial, y la principal artífice de esta idea no podría ser otra que una persona de origen japonés, Takako Ischimitsu, aunque contó con mucha ayuda de su esposo Alexander Thuer.

Café Neko, primer café para gatos en Viena

El emprendimiento fue una verdadera revolución para la capital de Austria, tanto que poner en regla y tramitar todos los permisos necesarios demoró más de tres años, pero hoy Café Neko, como se denomina el local, es una realidad que muchos vienenses podrá explorar y disfrutar.

Al igual que sus parientes de Japón, Café Neko posee un menú basado principalmente en bebidas, y ambientado con una decoración hogareña y armoniosa que ayuda a formar una atmósfera de relax y distensión, los que son los principales efectos que buscan provocar estos establecimientos, para lo cual los 5 gatos con que cuenta Café Neko juegan un papel fundamental: ellos son las esencia del café.

Y por cierto, si este café quedará en la historia por ser el primero orientado a los gatos en toda la ciudad, también quedará registrado como el primer café de Viena en prohibirle la entrada a los perros…


Escribe un comentario