Por qué mi gato ya no juega como antes

Gato

Cuando nuestro amigo empieza a pasar cada vez más horas inactivo, como si no tuviera ganas de hacer nada, le pueden estar pasando diferentes cosas: puede que se esté haciendo mayor, que esté pasando una temporada baja de ánimos, o que simplemente su carácter sea así.

Así pues, si te preguntas por qué mi gato ya no juega como antes, veamos más en detalle cuáles son los posibles motivos.

Todos los gatos, como sabemos, tienen su propio carácter. Éste lo iremos viendo a medida que lo vayamos conociendo, pero a veces aparecen situaciones nuevas que hacen que el peludo cambie de comportamiento.

Situación de duelo

Cuando un ser querido fallece, ya sea gato, perro o humano, puede llegar a sentirse realmente mal. Se sentirá apático, triste, e incluso es probable que lo único que haga en todo el día es quedarse sentado/a en una esquina, comer un poco y sobretodo dormir. Durante este tiempo tendremos que intentar animarle, invitándole todos los días a jugar pero sin agobiarlo, ya que de lo contrario su estado anímico empeoraría.

Se está haciendo mayor

A todos nos pasa: nacemos, crecemos, y nos hacemos mayores. Los gatos no son una excepción, tanto es así que con el paso de los años iremos notando cómo va pasando más tiempo descansando y no tanto jugando. Es algo completamente normal y no tiene que preocuparnos.

Es tímido / No sabe jugar

Tenemos a un peludo sano, con un estado de ánimo aceptable pero no juega, ¿por qué? Pueden ser por dos motivos: porque sea tímido y/o porque no sepa jugar. Así, es importante que mediante premios (comida) y caricias (al principio haciéndoselas cuando esté distraído, y posteriormente ir acariciándolo cuando nos esté prestando atención) le hagamos ver que puede confiar en nosotros. Una vez consigamos su confianza le enseñaremos una cuerda para que juegue. Todo este proceso debe ser gradual, poco a poco, para que el resultado sea el que buscamos.

Gato cansado

¿Conoces otros motivos por los cuales los gatos puedan dejar de jugar?


Escribe un comentario