Por qué los gatos caen de pie

Gato naranja

¿Alguna vez te has preguntado por qué los gatos caen de pie? Sin duda, es algo que todos dan por hecho, y es que el cuerpo de estos animales está perfectamente diseñado para evitar, en la medida de lo posible, fracturas de patas; y no es para menos, ya que necesitan poder utilizar su cuerpo para hacer lo que mejor saben hacer: comportarse como los gatos que tanto queremos.

Desvelemos el misterio que durante tanto tiempo han estado ocultándonos.

Bueno, pues el primer misterio… es que no hay misterio, es decir, es cierto que la mayoría de veces caen de pie, pero sólo si han tenido tiempo suficiente para poder darse la vuelta. De hecho, es más probable que se haga una fractura importante si cae desde una altura de 4 metros o menos, que si cae desde una altura superior a los cinco metros.

Y todo se debe a que en el oído tienen un sistema de cinco tubos, los cuales están rellenos de líquido y cubiertos de finos vellos. Así, gracias al oído el cuerpo recibe las señales de cómo y cuando se ha colocar para reducir la fuerza del impacto: primero, gira su cabeza, después la espalda, y finalmente las patas (delanteras y, en las últimas décimas de segundo las traseras).

Gato British Shorthair

Pero aún hay más: reducen la velocidad de la caída con su cuerpo a un máximo de 85km/h. Sí, sí, hacen de su cuerpo un paracaídas, estirando las patas y redondeando la espalda. Así consiguen salir, en muchos casos, ilesos o con heridas leves.

Los gatos son unos maestros capaces de hacer frente a la gravedad alimentando así aún más el mito que dicen que tienen siete vidas. Sólo tienen una, pero sin duda la saben aprovechar muy, muy bien.

¿Sabías por qué dicen que los gatos caen de pie?


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario