Por qué amasan los gatos

Gatito amasando

Los gatos tienen la extraña y adorable habilidad de hacernos sonreír. Con su tierna mirada, hacen que queramos protegerlos y darles mucho cariño, sobretodo cuando empiezan a ronronear y, al mismo tiempo, a amasar.

En esta ocasión vamos a descubrir por qué amasan los gatos.

Cuando son cachorros, el acto reflejo de amasar hace que la leche materna salga mejor, pero… ¿qué pasa si lo siguen haciendo de adultos? Por supuesto, una vez que crecen ya no necesitan a la madre para alimentarse, pero… sí que siguen necesitando expresar cuánto quieren a alguien, en este caso, a su cuidador/a. Así, su humano pasa a ser su ”mamá” adoptiva, y no hay mejor manera de hacerle ver que le tiene aprecio que amasando.

Este peculiar masaje que nos dan es una muestra más de lo afectuosos que pueden llegar a ser los gatos. Y es que para ellos el sentido del tacto es muy importante, tanto para relacionarse con las personas, como con otros animales. Pero también lo hacen en situaciones de estrés, para tratar de relajarse.

Gato

El acto de amasar es algo único que nos encanta. Pero para que no nos haga daño, se les pueden cortar las uñas (ojo, sólo cortárselas, no extirpárselas), o ponernos una manta encima para que el gato se tumbe en ella y se relaje mientras les damos unas cuantas caricias y mimos. Seguro que así no tardará en ronronear … ni tampoco en sacar sus garras para amasar.

Como decíamos, ellos nos tratan como si fuéramos su madre, por lo que cuando veas que comienza a ponerse cariñoso, aprovecha esos momentos. No dudes en hacerle algunas fotografías para conservar el recuerdo. Y, si ves que está triste, hazle compañía para hacerle ver lo mucho que le quieres. Así, no tardará en volver a amasar 🙂 .

¿Cómo y cuándo amasa tu gato? Déjanos tu comentario.


Escribe un comentario