¿Por qué a los gatos no les gusta el dulce?

Aunque debo decir que toda regla tiene su excepción ya que mi gato adora todo lo dulce, y siempre que escucha que abro un chocolate viene corriendo de inmediato, muchos gatos, por no decir la mayoría, siente una gran indiferencia hacia las cosas dulces. A diferencia de los perros, que aunque no deben comer chocolates y golosinas, se ven siempre tentados a probar un poco, mientras los mininos, prefieren alejarse y comer cualquier otra cosa menos dulce.

Actualmente, muchos científicos dicen haber descubierto el por qué de la total indiferencia de aquellos gatos que no les gustan las cosas dulces. Al parecer los felinos cuentan con diferentes tipos de errores y malos funcionamientos de el gen correspondiente a su receptor de lo dulce, por lo que naturalmente tienden a rechazarlo. Esta investigación fue realizada por científicos del Centro monell de Sensaciones Químicas de la ciudad de Filadelfia.

Diversos estudios ya se habían realizado y habían demostrado que a los gatos no les interesaba lo dulce, por  lo que se extrajo ADN de los felinos, y se examinó el gen receptor de todo lo dulce, por lo que se llegó a la conclusión, después de diversas investigaciones que en el momento en que el azúcar entra en contacto con el gen receptor, se envían señales al cerebro,  sin embargo debido a un defecto genético estas señales contienen errores y no funcionan correctamente. Es importante destacar que estos mismos genes defectuosos fueron encontrados en el ADN de los leones y de los leopardos.

Muchos científicos concluyen que la naturaleza carnívora de estos animales, torna irrelevante la necesidad del azúcar, por lo que los receptores han mutado haciendo que el receptor de lo dulce no haya evolucionado al mismo ritmo de la especie.


Escribe un comentario