Poemas dedicados a gatos (V)

poemas gatos

Un último artículo en el que compartiremos algunos poemas dedicados a ellos, comenzaremos por uno de un argentino, Sergio Rigazio (1957).

Un gato no es para cualquiera.
O sea, no cualquiera se banca un gato.
No me banco la gente que no se banca los gatos.
La función de un gato es ser un gato.
Nada más que un gato.
Los que no soportan a los gatos no soportan ser
nada más que lo que son.
Los que no soportan a los gatos nacieron para que otros
no soportaran a otros
y así la especie se volvió insoportable.
Al lado de un gato un faraón no era más que un faraón.
Pruebas al canto: ya no hay más faraones.
Al lado de un gato,
si un gato nos elige para estar a su lado,
somos alguien al lado de un gato,
y eso es impardable.

Y otro por Mario Meléndez, chileno (1971)

Todos los gatos de mi barrio
son fanáticos de Sinatra
comienzan a tararear sus temas
apenas pongo el CD
y la voz se escurre
entre los techos y las panderetas
A veces me piden
que repita algún single
entonces el sonido de My way
New York o Let me try again
les para los bigotes
y los lanza de cabeza contra los vidrios
Esto no pasa cuando leo mis versos
se estiran, bostezan
miran para otro lado
o conversan entre ellos
en un acto lamentable
de ignorancia y sabotaje
“Ustedes no me comprenden”
les digo
Y vuelvo a encender el CD
para que cante Sinatra
y esos gatos se llenen de poesía.


Categorías

Curiosidades

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario