Plantas tóxicas para los gatos

Gato

En el mundo vegetal hay algunas plantas que son perjudiciales para la salud de nuestro gato. Algunas de ellas es frecuente que las tengamos en casa como plantas de interior, decorando nuestra entrada o salón, y no sepamos que es tóxica para nuestro pequeño amigo felino.  Es por ello que es importante que nos aseguremos de que todas las plantas que tengamos en nuestro hogar no sean tóxicas para ellos para evitar problemas y/o sustos.

A continuación te facilitamos una lista de especies de plantas que pueden ser dañinas para ellos y que conviene evitar, o de alguna manera tratar de impedir que el felino pueda tener contacto con ellas.

En navidades una de las  plantas más comunes que tenemos en casa es la llamada Flor de pascua, la cual dependiendo de la variedad puede tener las hojas rojas, amarillas o incluso bi o tricolor. Su nombre científico es Euphorbia pulcherrima, y como todas las de la familia, es muy tóxica para los gatos, ya que puede provocarle irritación en ojos y piel, ampollas e incluso vómitos y diarreas.

Otra planta muy común, especialmente en jardines es la palmera de Sagú, cuyo nombre científico es Cycas revoluta. Aunque es una planta que es raro que resulte apetecible para un gato, si la ingiere puede causarle graves daños al hígado o, en intoxicaciones graves, la muerte. Por precaución, será también recomendable evitarla.

Gatito

Las semillas de la manzana y del albaricoque pueden ser altamente tóxicas para ellos. Pueden provocarle problemas de visión y de respiración. Una vez consumidas estas frutas, desecharemos las semillas.

Hay que tener especial cuidado con los frutos secos sobretodo si se tienen gatitos en casa. Debido a la sal que llevan, además de que el tamaño es muy pequeño para que el animal pueda masticarlo, puede atragantarse o incluso quedársele en la garganta impidiéndole respirar correctamente. También es sumamente importante que no dejemos maíz al alcance del felino, por el mismo motivo.

Hay otras plantas que es recomendable evitar. Por ejemplo: Dieffenbachia, Ficus, Philodendron, Rhododendron (y las azalea), eucalipto, y bulbosas como los tulipanes y los lirios. Siempre que tengas dudas, lleva una hoja a tu veterinario de confianza y él te dirá si es tóxica para tu gato.


Escribe un comentario