Pixiebob, simpático y cariñoso

pixibob

La raza pixibob tiene un enorme parecido con el lince rojo de Norteamérica, y de hecho puede ser fruto de un cruce entre un lince y un gato de granja. Desarrollado originalmente en el Estado de Washington, en los años 90, el gato fundador, Pixie, dio nombre a la raza.

La polidactilia, más dedos de lo normal es habitual en la raza pixiebob pero no entorpece su habilidad para moverse. La TICA la aceptó en 1998 y se puede considerar una de las razas nuevas pero con rasgos similares a sus originarios.


Su aspecto es musculoso y de osamenta pesada, entre mediano y grande con pies grandes y cola corta. La cabeza es de mediana a grande y tiene forma de pera, y las orejas son ligeramente redondeadas en las extremidades con base ancha, y con los mechones característicos de los linces. El pixiebob de pies rectos tiene el número normal de dedos: cinco delante y cuatro atrás. El que tiene polidactilia tiene siete en cada mano.

El manto de esta raza tan peculiar puede ser corto o semilargo, con dibujos de lunares y rosetas, cuenta con una cola corta y gruesa entre 5 y 15 centímetros, es una raza que exige unos mínimos cuidados.

Las características y temperamento del pixiebob, a pesar de su herencia salvaje, es la de una raza realmente domesticada. Leal, fiable, cariñoso, le encanta que le presten atención y recibir muchos mimos. No le gusta mudarse de casa constantemente porque es muy comodón y tampoco le gusta compartirla con otras mascotas porque le gusta ser el centro de atención. Aunque de vez en cuando le sale su vena independiente y de buen cazador.

Aún así en general es un gato manso que convive muy bien con los niños. Esta raza la raza por lo general no tiene hábitos destructivos.


Categorías

Sin categoría

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario