Piel y oídos sanos (II)

Seguiremos contándote los problemas que pueden tener los gatos en su piel y oídos.

Otro problema bastante frecuente es que se hinchen repentinamente el pabellón auricular, esto puede ser una ampolla de sangre, suele pasar cuando se revienta una vena y cae la sangre en su oído.

El pabellón auricular se puede llegar a cicatrizar pero puede terminar con una merma en la capacidad auditiva de tu gato. En la mayoría de los casos el veterinario podrá aconsejarte una simple intervención quirúrgica para aliviar el problema.

Los gatos pueden presentar eccemas, a menudo con consecuencia de una reacción alérgica a las picaduras de las pulgas. Esto genera que se formen costras que le dan a la piel un aspecto arenosa. Puede pasar que el gato comience a lamerse por sentirse ‘incomodo’ o molesto, lo que causará aun más daño e irritación, te aconsejamos preguntarle al veterinario cual es el mejor tratamiento para tu caso.


Categorías

Enfermedades

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario