Orígenes del gato Van turco

Van turco

El gato Van turco debe su nombre al lago Van, el más grande de Turquía, de origen volcánico y aguas salinas. Es una de las razas más antiguas que se desarrolló en el centro y sureste de Asia, un territorio que hoy abarca zonas de Irán, Irak y este de Turquía.

El lago también es famoso porque supuestamente está habitado por un monstruo prehistórico. Aunque si dejamos atrás las leyendas, más inquietante es saber que una de las curiosas cualidades del gato Van, es su afición a bañarse y, sobre todo a nadar.


Todos sabemos que no es frecuente que a los gatos les guste el agua, solo tenemos que fijarnos en la popular frase: “llevar el gato al agua”. Estos gatos, aman el agua, es más, les fascina chapotear y nadar, se sienten cómodos dentro del agua. La causa puede estar en sus orígenes en las riberas del lago Van, cuando la base de su alimentación eran los peces y anfibios que capturaban en sus aguas.

Es una raza que despierta pasión en su cuna original, los armenios afirman que son gatos armenios y los kurdos dicen que es un símbolo del Kurdistan, por su parte los turcos le han nombrado representante oficial de Ankara, con lo cual es complicado definir sus orígenes.

La actual ciudad de Van se encuentra al este de las ruinas de la antigua Tushpa, próxima al monte Ararat, donde según la Biblia quedó varada el Arca de Noé cuando la aguas retrocedieron. Cuando la pareja de animales iban descendiendo de las naves, Yahvé tocó inadvertidamente la espalda de dos gatos blancos, que inmediatamente quedaron marcados de color. Ellos dieron origen a los gatos Van.

Siempre se ha mantenido que los primeros gatos se domesticaron en Egipto, pero en los últimos años han aparecido algunas opiniones contrarias a esta hipótesis. Una expedición británica a Turquía descubrió en un yacimiento del neolítico perteneciente a la cultura Hacilar (7.000 años a.C) varias figuras de pequeño formato de una mujer acompañada de gatos que podría tratarse de ancestros de los gatos Van.


Categorías

Sin categoría
Etiquetas

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario