Operar las Uñas de los Gatos


Antes de empezar la nota, es importante aclarar algo: operar la uñas de nuestro gatito, para evitar que haga daños como rasgar los muebles o las paredes es un acto muy cruel que va en contra de todos los principios. SI no lo sabias, este tipo de operación equivale a la amputación de un dedo humano hasta los nudillos.  Aunque no existen graves consecuencias ni físicas ni psicológicas, para tu animalito no será nada agradable ni nada cómodo no tener uñas Por eso en lugar de tomar esta drástica decisión, te recomiendo que trates de enseñarle a tu amiguito a utilizar un rascador.

Es importante destacar que el rasguño es uno de los instintos más arraigados de estos animales, por lo que les recomendamos que mantengan un rascador cerca de donde su animalito duerme o suele dormir para que pueda jugar con éste y así evitar que dañe los muebles de la casa. Es importante que primero que todo le enseñes a utilizarlo. Trata de no ser brusco con tu gato, y por nada le levantes del suelo y le pongas las patas sobre el rascador, ya que esto lo único que hará será que no quiera ni acercarse a ese lugar.

Trata de convertir el poste de  este aparato en un objeto atractivo, para que tu gatito se acerque sin el menor esfuerzo. Un buen consejo es frotar hierba para que tome ese olor, o colocar un cascabel que llame su atención. Es muy importante que el poste sea más largo que tu animal, para que pueda estirarse por completo y así pueda jugar tranquilo ahí.

Ten en cuenta que algunos animalitos no les gusta arañar los postes verticales, por lo que deberás conseguir uno que sea horizontal y se adaptarte a las necesidades de tu animalito. De igual manera, puedes tener un cojín viejo especialmente para tu animal para que pueda arañarlo y morderlo cuando quiera.


Escribe un comentario