Obesidad en gatos

La obesidad de los felinos, más que un tema estético es considerado un tema importante para su salud. Sin lugar a dudas, un gato obeso es un gato enfermo, y por eso necesita especial atención y el cuidado de un profesional.

Un gato es considerado como obeso cuando su peso supera el 15 por ciento del peso ideal, este peso será determinado por un profesional, que además de revisarlo te dirá los pasos a seguir para su cura. El peso de los felinos en gran parte depende de las razas de los mismos.

En general uno de los síntomas que nos está demostrando que el gato puede tener problemas de obesidad es cuando le vemos el abdomen colgante, además si no podemos palpar fácilmente sus costillas al pasar la mano sobre ellas tendremos que considerar la alternativa de acudir al veterinario.

La obesidad aparece como consecuencia de un desequilibrio entre la cantidad de alimentos que ingiere y las energías que gasta durante el día. Por eso si adecuamos la cantidad de alimentos a la situación del animal, su organismo podrá mantener un equilibrio ideal para su salud.

Ser obeso significa para el animal:
Contar con una disminución en la actividad física
Que su expectativa de vida se vea afectada
Predisposición a tener enfermedades articulares, respiratorias, en su sistema cardíaco en su sistema reproductivo, además de una alta posibilidad de enfermarse de diabetes y aparecer algunos tumores.

Sin la amplia colaboración del propietario, lograr una cura para la obesidad es casi imposible. Por eso te pedimos que si tu gato está obeso te comprometas y lo ayudes a recuperar su salud.


Categorías

Enfermedades

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario