Mitos gatunos: los gatos son ariscos

Gatitos

Seguramente hayas oído alguna vez aquello de que los gatos son animales independientes, ariscos, que no quieren estar con sus dueños. Son muchos los que tienen la imagen del felino solitario caminando entre la maleza de la sábana, sin tener contacto con otras especies.

Ese comportamiento, en el estado salvaje, es garantía de supervivencia para muchos animales. Pero eso no significa que tu peludo sea un antisocial. Y si no me crees, sigue leyendo.

Gato con pájaros

Los gatos pueden ser animales muy sociables, dependiendo de la educación que hayan recibido. De hecho, hay gatos que no pueden vivir sin tener a un humano cerca. Este es el caso de una gata que conocí hace poco: Estrella, que así se llama la peludita, no deja a su cuidador ni un segundo. Le acompaña mientras ve la televisión, mientras lee, e incluso cuando duerme también está con él.

Cualquiera podría pensar que la gata quiere descansar a su lado, porque puede estar en un lugar más cómodo. Pero… ¿qué pasa cuando está un rato sola? Se podría comparar con la ansiedad por separación que pueden sufrir los perros. Sí, sí, se pone a hacer destrozos en la casa, literalmente. Araña el sofá, tira cosas al suelo,… en fin. Hasta tal punto es dependiente de él, que no ha tenido más remedio que comprar un producto especial para tranquilizar a su querida bola de pelo.

El carácter y ”personalidad” (o más bien dicho, felinidad) de los gatos es muy especial, ya que en este aspecto se parecen bastante a nosotros. Si se les trata con cariño y respeto desde una temprana edad, de adultos serán unos gatos a los cuales llamaremos cariñosamente ”bombones” o ”cachos de pan”. Incluso si de cachorros le hacemos convivir con otras especies, las aceptará sin ningún tipo de problema.

Y ahora, vamos a terminar de ponernos tiernos con este vídeo. Que lo disfrutes.

https://www.youtube.com/watch?v=Wgu1-1Hvei4


Escribe un comentario