Mi Gato y Su Caja de Arena


Como todos, sabemos, una de las ventajas de tener gatos en casa, es que podemos enseñarles a utilizar una caja de arena para que haga sus necesidades, en lugar de sacarlos diariamente, muchas veces al día para que pueda ir al baño. Y al igual que nosotros los seres humanos, cuando vamos al baño queremos mucha privacidad y un lugar cómodo y tranquilo, estos animalitos también prefieren estas características para su cajita de arena.

Es por este motivo, que debemos colocar su caja de arena en un lugar muy tranquilo y privado para que su animal se sienta seguro y cómodo. Si se encuentra cerca de lugares muy transitados en la casa como corredores o cerca de puertas, también donde hay ruidos fuertes como timbres, secadoras, o lavadoras, o si se encuentra cerca de una ventana donde puede aparecer otro animal de forma repentina, nuestro animal podría empezar a optar por otra zona de la casa o del jardín para hacer sus necesidades.

Si además de un gato, tienes un perro en casa, es muy importante que prestes atención   a ambos animales para que la convivencia, sobretodo a la hora que el gato va al baño no se torne molesta. En muchas ocasiones, los perros se comportan de manera extraña y se comen los excrementos de sus amiguitos felinos, por lo que desde la primera vez que sucede debemos parar este comportamiento y enseñarles que no esta bien y que no debe repetirse. Una buena solución, tanto para darle la privacidad que el gato necesita, como para evitar que su perro se coma los excrementos del gato, es colocar una puerta pequeña,  para que el gato acceda a una habitación donde se encuentra su caja de arena. De esta manera los únicos que podrían ingresar a ese lugar seriamos nosotros, los dueños y los gatos.

Esta puerta, debe ser colocada, de manera que el perro no pueda entrar ya que, además de lo desagradable que puede resultar que su perro se coma los excrementos de su gato, esto puede producirle muchos problemas estomacales y digestivos a su mascota, como por ejemplo la obstrucción intestinal, entre otros.


Escribe un comentario