Mi Gato no Come, ¿qué puedo hacer?


Generalmente, solemos tener problemas cuando nuestra mascota come demasiado, simplemente nos pide comida todo el día o se abalanza sobre los alimentos cuando cocinamos o almorzamos. Es por este motivo que, cuando nuestro gato pierde el apetito, o empieza a alimentarse en menor cantidad nos preocupamos y pensamos que algo puede estar pasando con su salud.

Es importante tener en cuenta que los gatos, son animalitos rutinarios, es decir que se acostumbran a la misma rutina y viven de acuerdo a ella, por lo que si hemos cambiado el lugar donde le ponemos su plato de comida, ya sea por cuestiones de mudanza, de obras en la casa, o simplemente porque la movimos sin darnos cuenta, el animalito empezará a sentirse confundido y dejará de comer. Te recomendamos que dejes su plato de alimento siempre en el mismo lugar y que le des de comer a la misma hora.

Por otro lado, si empiezas a notar que tu animalito presenta una subida de temperatura o fiebre, ya sea a consecuencia de una enfermedad, tratamiento o vacuna, no te preocupes. Generalmente, como nos sucede a nosotros los humanos, cuando se produce la fiebre, también se pierde el apetito. Te aconsejamos que hables con tu veterinario, para que sea él quien prescriba medicamentos para tu animalito para bajar la fiebre y recuperar así las ganas de comer.

Si por el contrario, lo que esta sucediendo con tu animalito es que come un poco menos y sucede mientras se encuentra en época de calor, no hay de qué preocuparse. Esto es absolutamente normal, ya que su organismo se encuentra viviendo cambios hormonales que producen la falta de apetito.


Escribe un comentario