Mejorar la Agresión de su Gato Naturalmente


A diferencia de los perros, que son agresivos debido a su naturaleza dominante, los gato ,son agresivos generalmente porque tienen actitud juguetona, es decir, no son agresivos para mostrar que son los dominantes de la manada sino simplemente, porque para ellos actuar de esta manera es continuar con el juego o simplemente comenzarlo.

Estos animalitos, muy pocas veces presentan actitudes agresivas sin ser provocados, pero no se olvide que SI pueden reaccionar de manera agresiva y muy agresiva si son llevados a la provocación.

Los gatos, al mostrarse temerosos, en lugar de convertirse en seres agresivos como los perros, pueden tratar de huir de esa situación que les provoca miedo, pueden por ejemplo escaparse de casa o esconderse detrás de un sillón.

Pero, ¿cómo mermar actitudes agresivas en mi gato? Como ya lo vimos los gatos, no son naturalmente agresivos, al contrario son animales muy confiables y sensibles que casi nunca actúan sin razón de ser. Pero si su preocupación residen en que la forma en que el juega es muy agresiva y que no sabe como controlarlo, preste mucha atención:

  • Es importante que le demos los juguetes necesarios a nuestro animalito para que se desarrolle correctamente. Por ejemplo podemos darles un ratón de juguete al que muerdan y rasguñen (esto es parte de su comportamiento juguetón y es natural), sin embargo, si usted empieza a jugar con el, debe ensenarle que las manos no son juguetes y que no deben ni morderse, ni arañarse.
  • Trate de no sobre estimular a su gato, acariciándolo por horas, ya que esta situación podría molestarlos y responder de manera agresiva. Para darnos cuenta, si nuestro gato se encuentra sobrestimulado, es importante que prestemos atención a su lenguaje no verbal. La forma de sus ojos se verá enangostada, las orejas tomarán una posición hacia atrás y empezará a azotar la cola. Si hace caso omiso a esas señales usted podría terminar siendo mordido o arañado por su gato.

Escribe un comentario