Megaesófago en gatos

Cuando hablamos de megaésofago nos estamos refiriendo a una dilación del esófago de los gatos (también puede darse en perros), lo que causa una notable disminución de movilidad.

El esófago cuando funciona normalmente y con la llegada del alimento se contrae permitiendo la llegada de la comida hacia el estomago. Al no realizarse correctamente el proceso el alimento y líquido ingerido se quedan en el esófago no pudiendo continuar con el proceso digestivo.

Las causas de este problema pueden ser adquiridas o congénitas. En el caso de derivar de una enfermedad esta puede ser una de tipo neuromuscular como la miastenia gravis o la polineuritis.

Dentro de los síntomas mas frecuentes veremos la regurgitación que puede confundirse con los vómitos. En la regurgitación en realidad el animal expulsa por la boca el alimento sin que este se encuentre digerido. La salida se causa sin arcadas ni nauseas.

Otro de los síntomas es la dificultad para tragar, causando que se atraganten.

En el caso de que notes estos síntomas debes consultar con un veterinario quien te dirá cual es el mejor tratamiento ha seguir. Dentro de los habituales se aconseja darle de comer a los gatos de manera bípeda, o sea en dos patas para ayudar que el alimento por la gravedad lleguen al estomago.

Para familiar la tarea deberás colocar el comedero en una escalera para que tenga que comer en dos patas.


Categorías

Enfermedades

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario