Me he encontrado un gato llorando, ¿qué hago?

Gatito

El abandono de gatos es un problema muy serio que está lejos de solucionarse. Cada día nos podemos encontrar alguno que ha tenido la mala suerte de ser un animal ”no grato” o ”no esperado”. Y es que, mientras que la población no sea consciente de que se deben de castrar tanto a machos como a hembras, seguirá habiendo camadas no deseadas. También hay voluntarios que se encargan de cuidarlos, pero ellos no son una excusa para que de cada año haya miles, sino millones, de gatos que terminan malviviendo en las calles de todo el mundo.

Aún y así, hay personas que dejan peludos delante de las casas donde viven estos voluntarios, o de aquellos que tienen algún animal doméstico. Si ese es tu caso, veamos qué hacer si te encuentras un gato llorando delante de tu puerta.

Encontrarse un animal solo, triste, pasando frío delante de casa no es nada agradable. Con suerte, su antiguo cuidador lo habrá metido en una caja de zapatos, y es probable que venga acompañado, no sólo de sus hermanos, sino también de pulgas y garrapatas. En estas circunstancias lo que se debería de hacer es denunciar la situación a la policía, pero ¿qué ocurre? Que si no se tiene una idea de quién puede haber sido, ya puedes poner cuantas denuncias quieras que lamentablemente no va a servir de nada.

Así pues, lo mejor será olvidarnos de los temas judiciales y pasemos al cuidado que necesita el gato, y sus hermanos en el caso de que vayan con él.

Gato gris cachorro

Lo primero es, evidentemente, quitarle los parásitos externos. Para ello, se tiene que dar un baño con champú insecticida con agua templada (que no llegue a quemar, pero que tampoco esté fría), y secarlo bien, a consciencia, con una toalla. Cuando esté limpio, será el momento de darle algo de comer, como atún o caldo de pollo. Si se dispone de latas para gatos, perfecto, sino pues se le puede dar, además de lo mencionado, leche sin lactosa, jamón de york o serrano, y por supuesto agua.

Luego, hay que colocarlo en un sitio donde pueda estar protegido del frío; por ejemplo, se puede envolver con una manta. Y, ahora sí, tendremos que pensar qué hacemos con él; es decir, si nos lo quedamos o le buscamos familia. Es una decisión muy personal que, ya te adelanto, puede cambiarte la vida 😉 .


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario