Maullar una forma de comunicación

maullar

Los gatos se comunican mediante ronroneos y maullidos, principalmente es su modo de expresar sus estados de ánimo y es su modo de hablar. Los maullidos tienen distintas interpretaciones dependiendo el estado del gato. Saberlos interpretar nos proporciona conocer más a nuestra mascota.

Mayormente los gatos maúllan para atraer nuestra atención. Bien porque es la hora de la comida y reclaman su ración diaria o simplemente porque quiere que se les preste atención. Además puede significar estados de ánimo o incluso algún tipo de dolencia.


Hay veces que acompañan el maullido con ronroneo, ahí está la diferencia para saber si tu gato quiere comer, jugar o salir fuera. No obstante no reacciones inmediatamente, ni lo demores mucho, simplemente hay que hacerles ver que tú marcas las pautas, pero tampoco lo dejes de lado porque los maullidos serán aún más fuertes y persistentes, sobre todo si se trata de comer.

Puede suceder que maúlle porque está asustado o estresado, una situación lo mantiene en estado de alerta y lo acompaña con maullidos graves junto con gruñidos y siseos. Ante una situación así hay que averiguar la causa que le ha puesto en ese estado de perturbación para eliminarlo o evitárselo al gato. Ruidos, golpes, un nuevo ‘intruso’ en el hogar o incluso un cambio de domicilio puede causar ese tipo de maullidos.

Después están los maullidos en tiempo de celo. Las hembras dan señales de estar en celo y disponibles para aparearse mientras que el macho responde. Durante ese tiempo sobre todo las gatas se puede pasar la mayor parte del tiempo maullando. Para evitarlo se recomienda la castración si no quieres tener más crías.

De cualquier modo cada gato reacciona con los humanos de distinta forma, y ellos mayormente se comunican con nosotros mediante maullidos, pero también en distintas situaciones suyas. Por ejemplo cuando juegan.

Una de mis gatas (Medusa), sin ir más lejos, es una enamorada de las gomas del pelo, juega con ella, la muerde, la pone aquí y allá, y mientras se entretiene con ese juguete tan ‘especial’ maúlla. Otra de mis gatas (Iris) cada vez que ve una mosca ‘le habla’ le sisea y maúlla muy débilmente como si la hipnotizase hasta que consigue darle caza.

 


Categorías

Curiosidades

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario