Mau Egipcio


Esta raza de gatos, considerada como descendientes directos de los gatos sagrados de los templos, son quizá la única raza naturalmente moteada, sin ningún tipo de aporte exterior. De igual manera, como todos los gatos, son bastante independientes, aunque muy cariñosos y fieles. Los Mau Egipcio, son tranquilos, afectuosos, y tienen una gran capacidad para adaptarse a cualquier situación.

La palabra Mau, significa gato en lengua egipcia, en donde eran venerados como animales sagrados. El Mau egipcio era una de las razas de gatos más antigua del mundo, y muchos especialistas han llegado a asegurar que de este animal proceden la mayoría de las razas europeas de gatos.

Estos animalitos se caracterizan por tener un cuerpo muy proporcionado y elegante, con una buena musculatura. De igual manera, gracias a que sus patas delanteras son un poco más cortas que las traseras, pueden saltar fácilmente. Presentan además, una cabeza pequeña y redonda, con orejas en forma puntiaguda como si se encontrara constantemente en posición de alerta. Tienen un fino y sedoso pelaje que los hace parecer un leopardo pequeño, ya que esta cubierto de motas.

Cabe destacar que estos animales suelen tener una salud muy frágil, sobretodo si vivimos en lugares donde constantemente hay cambios de temperatura, ya que no se logran adaptar a las temperaturas muy bajas o a los cambios de estaciones. De igual forma, para mantener su pelaje en perfectas condiciones, debemos pasarle la mano con un guante especial, para eliminar el pelo muerto y mantenerlo brillante y denso. Recuerda que estos animales, se alimentan preferiblemente de carne, pero también puedes consultar con su veterinario para que te aconseje una dieta balanceada para mantener su salud en perfectas condiciones.


Escribe un comentario