Más sobre los Bigotes del Gato, auténticos radares naturales

Seguramente habrás observado con que afán cuidan los gatos de sus bigotes, lamiéndolos y acicalándolos en todo momento, pero lo curioso es que esta actitud no se debe a un simple hecho de higiene o coquetería, sino más bien a algo de vital importancia en el diario vivir de la mascota.

En otro articulo te explicábamos un poco sobre la importancia de los bigotes en el gato, así como que todo su pelaje se encuentra cubierto por receptores táctiles y sensoriales, pero en el caso de los bigotes, estos son mucho más trascendentales para nuestra mascota. Semejantes a un radar extremadamente sensible, el conjunto de 24 bigotes que suelen tener los gatos (12 de cada lado) le permiten una gran variedad de habilidades como en la locomoción, estabilizando su paso, maniobrando en zonas estrechas, así como permitiéndole reconocer por donde caminan.

También hacen buen uso de ellos a la hora de calcular distancias, como al saltar o comer, señalándoles la mejor postura en que deben colocar su cuerpo para llegar al lugar deseado o alcanzar el alimento.

En muchos sentidos, los bigotes son un suplemento, cuando no un sustituto, de la vista en los gatos, por lo que se valen mucho de ellos para andar en la noche y mantener sus habilidades cuando su vista pierde fuerza.

Si bien los bigotes del gato se mudan con periodicidad, puede que los mismos se caigan o dañen por algún otro motivo, situación que podría provocarle al animal cierto desconcierto y perdida temporal de sus destrezas, provocándole tropiezos, dificultad al andar y reflejos lentos, por lo que si observas alguna perdida o mal estado en los bigotes, seria mejor que lo mantuvieras dentro de casa por un tiempo, hasta que se recupere.

Y nunca vallas a recortarle los bigotes a tu gato.

Foto Vía: gerzo /mirada-alternativa


Escribe un comentario