Marcar con orina

El marcado de orina, o de fumigación, es una manera de comunicarse con otros gatos o personas.

Los machos que no sean castrados van marcando con más frecuencia que los machos esterilizados o hembras, pero tanto gatos esterilizados como las gatas también pueden ir marcando con la orina.

El marcado, a menudo se produce cuando los gatos no se llevan bien. Pueden surgir problemas entre los gatos que viven en la misma casa o cuando hay un gato interior que observa a otro gato en el exterior.

Rara vez, es un gato frustrado por no poder hacer algo o que tengan problemas con un ser humano el que vaya marcando más que otros.

Una esterilización pueden reducir o eliminar el marcado de orina, pero un gato que ya es propenso a ir fumigando con su orina es menos probable que termine su conducta. La separación de los gatos que no se lleva bien es una manera de tratar y de detener la fumigación.

Mantener a gatos callejeros o extranjeros fuera de la casa mediante cercas, o lanzarle agua cuando llegan o algún otro método no dañino, también puede ayudar. También mantener al gato adentro de modo que no pueda luchar con los otros gatos.

Si se han acostumbrado tus gatos a éste mal comportamiento, te resultará más difícil de contrarrestar esta conducta.

Cuando todo lo demás falla, los gatos con problemas de marcar pueden responder a los medicamentos contra la ansiedad que tu veterinario te recetará. Las drogas nunca son una solución a largo plazo y no funcionan en todos los casos.

La mayoría de los problemas de marcar con la orina es complicado y se resuelven mejor con ayuda profesional.


Un comentario

  1.   Nayra dijo

    Yo tengo un problema de estos.
    Mi vecino tiene un gato y yo tengo otro. El gato del vecino viene muy seguido y a veces cuando mi gato esta en el balcon terminan peleandose. Siempre lo echamos. Muchas veces cuando las ventanas de mi departamento estan abiertas, el gato del vecino entra y se orina en nuestras cosas. Es insoportable y no sabemos como resolverlo.

Escribe un comentario