Mantener a tu Gato Mientras Estas Embarazada


Muchas mujeres, cuando se encuentran embarazadas y han tenido un gato por mucho tiempo en su vida y en su casa, no quieren apartarse de él o enviarlo a otro lugar por temor a adquirir algún tipo de enfermedad que afecte su estado y su embrión.

Otras, por el contrario, sienten miedo de contraer toxoplasmosis, una enfermedad que se encuentra en un pará sito que tienen estos animales. Sin embargo, aunque el pará sito de la toxoplasmosis puede llegar al bebé sin que nos demos cuenta y provocarle algunos daños severos como ceguera o problemas de audición no debemos preocuparnos. Durante el embarazo podemos tener perfectamente a nuestro gato en casa, respetando eso si, unas sencillísimas reglas de higiene.

Primero que todo, es importante que no seamos nosotras quienes toquemos el arenero. Otra persona debe encargarse de limpiarlo, ya que el contacto con las heces de nuestro animal, pueden afectarnos e infectarnos con el parásito de toxoplasmosis.  En caso que seamos nosotras quienes tengamos que encargarnos de esta  tarea, debemos asegurarnos de realizarla utilizando guantes de látex y desechándolos una vez hayamos terminado la tarea.

De igual manera, es importante que no dejemos salir a nuestro gato a la calle, ya que dentro de nuestra casa se mantendrá limpio y sin contacto con otros gatos u animales que pueden tener el parásito. Estando por fuera de la casa, aumentarán las posibilidades de contagio y de riesgo para nuestro feto. También es importante que empecemos a prestar atención a su alimentación, tratando de darle comida seca o comida preparada en lugar de carne cruda.

Nosotras también debemos evitar las carnes crudas, o cocinadas, los huevos y la leche sin pasteurizar. El médico seguramente, también te prohibirá el jamón serrano. Lo que comamos debe encontrarse en perfecto estado, muy limpio y hervido para evitar cualquier contagio.


Un comentario

  1.   Web Designer dijo

    Great, thanks for your share!
    @2012-04-12 15:00

Escribe un comentario