Madres Embarazadas, Recién Nacidos, Mascotas y los Mitos Acerca de ellos


Cuantos de nosotros no ha escuchado a alguien decir que los gatos, su pelo y los parásitos que pueden trasmitir son absolutamente nocivos tanto para la madre embarazada como para los recién nacidos.

Hace poco mi hermana tuvo su primer hijo, y en mi casa vivian tanto un gato como un perro. Inmediatamente todas las personas, sobretodo aquellas mayores de 60 años empezaron a aconsejarle que tratara de estar lo mas alejada posible de los animales de mi casa. Y aunque ella no le decía nada, siempre se mantuvo igual de cerca como lo hacia cuando no tenia hijos. Ella simplemente adora sus mascotas. Hoy en día, mi sobrino crece fuerte y sano y nunca tuvo ni siquiera una gripita.

Sin embargo a diferencia de mi hermana muchas personas consideran que al tener un bebe o al estar en embarazo las mascotas pueden perjudicar la salud de ambos, madre y bebe, y optan por regalar a sus animalitos.

Es por este motivo que el día de hoy les traemos algunos de los mitos que hay alrededor de las madres embarazadas, los recién nacidos y las mascotas.

  • Mito 1: Los pelos del gato pueden asfixiar al recién nacido: Aunque algunas personas pueden llegar a presentar alergias al pelaje del gato, al igual que a cualquier otro contaminante del ambiente, no es posible que el pelo del gato provoque este tipo de reacción en los niños. Sin embargo no es recomendable por ejemplo, poner a dormir a un niño con un gato encima de su cama, pero las alergias y la asfixia a esa edad tienen que ver mas con la limpieza externa que con el mismo pelaje del animal.

  • Mito 2: Los gatos le roban el aire al mi bebe: Durante mucho tiempo existió esta creencia que responsabilizaba a los pobres gatitos de la muerte súbita en recién nacidos. Hoy en día esta mas que comprobado que es solo un mito y que nada tiene que ver con la realidad.
  • Mito 3: Las mujeres en embarazo no deben tener gatos: Aunque no podemos negar que si un gato tiene toxoplasmosis puede ser un riesgo para una mujer en embarazo, si usted tiene un gato y se encuentra en embarazo existen diversos exámenes clínicos que se debe realizar y realizarle a su mascota para saber si existe ese riesgo. Si se toman las medidas y cuidados  necesarios es muy difícil que se contagie con esta enfermedad.

Un comentario

  1.   leybi sanchez dijo

    me parecio interesante pues crie mis dos hijas sin mascotas y si tubimos toxoplasmosis.por eso luego tenemos gatos y perros de mascotas ,las amo y no fueron ellas la causante de la enfermedad.

Escribe un comentario