Los sentidos

los sentidos

En el momento de nacer nuestros gatitos son sordos y ciegos. En ese momento se pueden orientar por el tacto, olfato y gusto, en pocos días ya pueden usar todos sus sentidos a la perfección.

Su pequeña nariz le sirve para conocer el mundo que lo rodea. Su nariz cuenta con 200 millones de células olfativas, convirtiéndola en una nariz diez veces más potente que la tuya. Una curiosidad es que para que el gato tenga la capacidad de oler bien algo debe estar disuelto en líquido, eso genera que las glándulas de la nariz tengan capacidad de producir por sí sola la cantidad necesaria de humedad para que el aroma que quiera percibir se vuelva más intenso.

Su órgano vomeronasal (agrupación de células en la parte inferior de la cavidad nasal) esta conectado directamente al cerebro. Si el gato percibe un olor que le resulte interesante veras como levanta los labios superiores aspirando el aire.

Su oído es otro gran aliado para el gato. Mediante él puede detectar frecuencias de ultrasonidos, que nosotros jamás podríamos percibir. Además tienen la capacidad de filtrar y diferenciar sonidos específicos. Otra función de los oídos es establecer su equilibrio, mediante una combinación de reflejos especiales que le permite al gato girar en el aire y caer siempre de pie.

El sentido del gusto del olfato le permite diferenciar gustos salados, amargos y agrios pero no puede reconocer le gusto dulce. La lengua es especialmente sensible a las temperaturas por eso nunca deberás darle alimentos demasiado fríos. Lo mejor es ofrecerles las comidas a temperatura ambiente.


Categorías

Curiosidades

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario