Los Ocicats y los siberianos

Cuando pensamos llevar un gato a casa, es importante que tengamos en cuenta una serie de recomendaciones, ya que debemos saber qué tipo de necesidades tiene nuestro animal, así como también si puede estar en lugares pequeños, o prefiere ambientes más amplios. De igual manera, será bueno que pienses un poco, si la personalidad del animal va a adaptarse a tus necesidades, ya que cada uno tiene su propia personalidad, algunos serán más enérgicos mientras otros más perezosos.

Unas de las razas de gatos más conocidas es la raza de los gatos siberianos, que han sido originalmente asociados con Rusia, aunque han existido durante mucho tiempo en países de Europa y Asia. Si estas buscando una raza de gatos para compartir el tiempo con tu familia, tienes niños pequeños y juguetones, te recomiendo esta raza, ya que son muy buenos compañeros de los niños, y de otros animalitos domésticos.

Aunque estos gatos tienen el pelo largo, no lo pierden en exceso, razón por la cual no vas a necesitar pasarte todo el día cepillándolos o cuidándoles el pelaje. Se caracterizan por tener una personalidad muy extrovertida y cariñosa.  También puedes optar por la raza Ocicat, que tienen un temperamento muy parecido al de los siberianos, pero tienen el pelo corto. Estos gatitos nacen a partir del cruce de los gatos abisinio y los gatos siameses.

Al igual que sucede con los gatos siberianos, los gatos ocicat, son grandes compañeros de juego de los niños, e incluso los pequeños pueden tratar de enseñarle algunos trucos u órdenes. El único inconveniente con esta raza, es que son animales muy enérgicos por lo que si se aburren pueden convertirse en animales muy destructivos.


Escribe un comentario