Los niños y los gatos

Los niños y los gatos

Seguramente tu hijo siempre te pide una mascota, quizás te pida un perro, quizás te pida un gato o quizás prefiera alguna otra especie menos habitual. Tener una mascota es muy positivo para los niños y para la familia en general.

Gracias a una mascota se pueden enseñar responsabilidades, respeto, todas experiencias enriquecedoras y amor por los animales. Pero es importante que tomemos conciencia de que no es un juguete, sino un ser vivo que requiere de cuidados.

Los niños y los gatos

No es igual que le regales un gato a un pequeño de 10 años que lo hagas a uno de dos años. Cuando los niños son muy pequeños puede pasar que sin ninguna mala intención lastimen al animal o que al sentirse molestado el gato lo arañe.

Lo ideal sería que si tus hijos son muy pequeños traigas un gato de más de un año. Además los gatos adultos tiene más paciencia Copn sus travesuras que los cachorritos. Además ya tendrán sus hábitos de limpieza e higiene y no deberás estar pendiente de el todo el día para que no haga lío.

Establece desde el comienzo las reglas de juego entre los niños y el gato. Cada uno debe reconocer su límite. Por ejemplo, no puede ser considerado un juego tirarle de la cola, también es importante que los niños entiendan que los animales no siempre reaccionaran como ellos quieren ni entenderán las reglas de un juego con solo mencionarlas.

En el caso de las niñas deberán entender que los gatos no son muñecas a las que pueden vestir o maquillar.


Categorías

Adopción

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario