Los niños y los gatos (II)

los niños y los gatos

Te seguiremos hablando de la relación que existe entre los gatos y los niños. Tomar en brazos no es muy complicado pero para los niños deberá ser una tarea que deben aprender.

Será necesario que aprendan detalles fáciles pero que serán de mucha utilidad, un error muy común es que tomen a los gatos como si de tratara de un muñeco o de un bebé, esta posición suele ser muy incomoda para el gato y en ocasiones puede ser hasta dolorosa ya que se le estará doblando su columna vertebral, en estos casos puede pasar que al quererse salir de la posición terminen arañando al niño sin quererlo.

A los niños les encanta andar con sus gatos en brazos, pero las mascotas suelen aburrirse rápidamente por eso debemos decirle a los niños que respetemos su decisión sin tenerlo a la fuerza. En el caso de que el gato mueva la cola o empieza a gruñir es un claro mensaje que ya se aburrió de este juego y necesita que lo dejen tranquilo.

Si bien a la mayoría de los gatos les gustan las caricias, algunos de ellos prefieren que eviten mimarlos o que los acaricien. A otros gatos no les gusta que le toquen su barriga y pueden ponerse molestos si intentan tocarlos.

Foto | Flickr


Categorías

Cría de gatos

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario