Los gatos y la depresión


Así como nosotros los seres humanos podemos llegar a sufrir en algún momento de la vida de depresión, nuestros animalitos domésticos también puede ser susceptibles a esta. Aunque todos sabemos que, los gatos son animales muy independientes, que prefieren permanecer solos, pueden llegar a sufrir enfermedades relacionadas con su estado de ánimo, que deben ser tratadas a tiempo para evitar cualquier tipo de complicaciones.

Es importante que tengamos en cuenta que la depresión de los gatos puede deberse a diferentes factores, los cuales debemos tener muy presentes para poder controlar y mantener la salud del animalito equilibrada y estable. Es por este motivo, que el día de hoy, les traemos algunos de los principales motivos de la depresión en estos animales.

Primero que todo, aunque no lo creas, la falta de libertad es una de las causas que le ocasionan a nuestro amiguito depresión. Como ya lo mencionábamos, los gatos son animales muy independientes que no pueden estar privados de su libertad, no podemos evitar que nuestro gato salga a la calle o que esté en contacto con otros animales, ya que podríamos provocarle un estado ansiedad que termina provocando depresión.

Otra de las causas de este estado depresivo es la soledad. A pesar que estos animales disfrutan de estar solos, no podemos acostumbrarlos a que estén solos todo el tiempo, por lo que es recomendable acompañarlo un rato durante el día para que no se acostumbre a estar aislado y no termine deprimiéndose por este motivo.

Es importante que estemos muy atentos al comportamiento de nuestro animalito para tomar las medidas necesarias y evitar que caiga en un estado depresivo profundo y termine enfermándose físicamente.


Escribe un comentario