Los gatos y la caza

 

 

La mayoría de los gatos tienden a cazar aquello que se les pone delante. Es normal que un gato que nunca ha cazado ni ha sentido ganas de atacar a algo o a alguien se ponga, de buenas a primeras, a perseguir a un ratón o a un pájaro.

La verdad es que es su naturaleza y eso no podemos eludirla. Al igual que los perros sufren un odio por los gatos cuando los ven o los huelen, a los gatos les ocurre lo mismo con los pájaros y los ratones.

Aunque es cierto que algunas razas no harán eso, como ya os hemos indicado en alguna raza de las que hemos tratado, la mayoría de gatos reaccionará cuando vean algo que les llame la atención, es su instinto.

El motivo por el cual lo hacen no está totalmente claro, pero sí se cree que puede estar relacionada con la creación y mantenimiento de lazos afectivos. Para ellos cazar algo y después enseñárselo a su amo es respeto, o como hacer entender que puede cuidar de nosotros.

Es probable que esperen ser elogiados por su contribución simbólica al grupo. Se sabe que, en la vida salvaje,incluso un macho puede compartir su caza con miembros de su familia. El obsequio de piezas por parte de un animal bien alimentado puede ser usual, e interpretarse como un gesto de cariño y familiaridad.

Vía: Wikipedia.


Escribe un comentario