Los gatos y el agua

Si estas pesando en bañar a tu gato deberás saber que es bastante complicado. Es importante que lo vayas acostumbrado desde cachorro.

Los gatos son animales que cuidan mucho su propio aseo por los cual no es necesario bañarlos periódicamente. En circunstancias normales bastara con cepillar su pelo y así eliminar la suciedad de su manto.

Sin embargo, si piensas bañarlo, te daremos algunos consejos. Antes de bañarlo debes comprar un champú que se adapte, no es lo mismo usar cualquiera, es preferible que le preguntes a tu veterinario quien te recomendarla el más apropiado.

La habitación debe estar templada, en ella no debe hacer mucho frío ni demasiado calor. Tampoco es necesario el uso de los suavizantes o acondicionadores. El agua debe ser tibia a una temperatura que ronde los 30 grados.

Antes de meterlos en el agua te aconsejamos que dejes correr un poco de agua así el animal se acostumbrará al ruido. El chorro no debe ser muy fuerte y nunca debe estar dirigido a su cara.

Cuando lo hayas mojado colócale el jabón o champú y deja actuar por 5 minutos. Luego deja que corra el agua para eliminar los restos del champú.

Antes de secarlo deberemos eliminar toda la humedad usando una toalla. Luego podrás usar el secador. Esta es una parte en la que debes prestar mucha atención. Es muy importante que tu gato no se asuste con el ruido. Por eso es importante que se acostumbre al ruido y que tenga la menor cantidad de humedad posible de humedad en su pelo.


Categorías

Cría de gatos

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario