Los gatos también sufren el divorcio de sus dueños

Gatito triste por divorcio de sus dueños

Cuando una pareja decide divorciarse, esto no solo afecta a las personas más allegadas y que conforman la familia, pues también están afectando a las mascotas.

Todo animal de compañía, ya fuera perro o gato, crea fuertes vínculos relacionales con su familia humana, y al verse acabada o distanciada la relación con uno de sus miembros, su comportamiento puede ser victima de grandes desequilibrios. La depresión es uno de los principales cuadros, reflejándose en diversos problemas físicos como la dermatitis causada por auto mutilación, gastroenteritis o diabetes; pero también puede repercutir en lo emocional, notándose un severo cambio en el comportamiento del gato, el cual estará más ansioso y se mostrará más hiperactivo que de costumbre, llegando a morderse las patas y la cola, o a padecer problemas de incontinencia o agresividad.

Obviamente, el divorcio es inevitable en muchos casos, pero de ser así, seria conveniente que se preparara al gato para afrontar el nuevo cambio. En primer lugar, hay que evitarle a la mascota presenciar o percibir signos de disputas entre sus “papas”, ya que al ser el gato un animal muy sensitivo, el menor cambio en el humor de las personas y la energía del ambiente serán detectados de inmediato por él, asimilándolo, y poniéndose a tono con dichos sentimientos negativos.

Gatito triste por la separación de sus dueños

Otro punto importante es decidir con que miembro de la familia vivirá el gato. Aquí se deben dejar egoísmos de lado, pues la principal perjudicada seria la mascota. Algunos puntos a tener en cuenta para tomar esta decisión son la preferencia de que el gato siga viviendo en su entorno habitual, pero también con la persona con la que más afinidad posee.

Durante los primeros tiempos del divorcio, también seria conveniente que la persona que se marchó dejara de frecuentar a su gato por unos días, para permitirle asimilar el cambio. Una vez sucedido esto, podrá volver a visitarlo y mimarlo.

Recuerda que los gatos son muy sedentarios y no aceptan con facilidad los cambios. Intenta impactar lo menos posible su rutina durante e inmediatamente después del divorcio, y así alterar lo menos posible su vida.

Más información: la salud de su mascota despues de su divorcio


Escribe un comentario