Los gatos también se van de vacaciones

Y es verdad, el que un dueño de un gato tenga vacaciones y se vaya a otra ciudad o a otro lugar para disfrutarlas no quiere decir que su gato no pueda hacerlo también.

Con ello nos estamos refiriendo a dos situaciones: o bien llevarnos a nuestro gato con nosotros, o bien dejarlo en una de las pensiones de animales que hay por toda España, seguro que hasta en tu ciudad hay una cerca.

Si optamos por llevarnos a nuestro gato has de averiguar qué hoteles permiten mascotas y el precio de los mismos (que puede diferir entre uno y otro). Además, ten en cuenta que llevas un gato y si necesita cuidados especiales (porque se escapa o cualquier cosa) has de indicárselo para que tengan cuidado porque puede haber otros animales en el hotel.

Si, por otra parte, preferimos dejarlo en una pensión lo más importante es visitar la misma y ver cómo va a estar tu gato. Normalmente cuando se deja un animal en estos sitios al principio sufren mucho porque piensan que los has abandonado, pero si nos preocupamos por el gato y nos informamos los cuidadores nos pueden decir si come o no, si está bien, etc. (aunque a veces mientan para que esté más días).


Escribe un comentario