Los Gatos También Nadan


Seguro muchos de ustedes siempre han escuchado que a los gatos no les gusta el agua, que le tienen miedo y que mucho menos se atreverían a tirarse a un lago y empezar a nadar.

Sin embargo, en toda regla existen las excepciones. La raza de gato que les traigo hoy parece que no le teme a nada, es extremadamente valiente y le fascina nadar en el agua.  A la raza de gatos Turkish Van, nunca nadie le dijo que los gatos odian el agua.

Esta raza, es originaria de Turquía. Posee una característica muy particular, y es su pelaje. Aunque la mayoría de los gatos tiene más o menos tres capas de pelo, el Turkish Van tiene solo una. Su pelaje se asemeja al de un conejo y se seca fácilmente si está al contacto con el agua.

La característica más interesante de esta raza es su fascinación por el agua. La mayoría de estos gatos adoran nadar y sumergirse en este elemento.

Podría decirse que este gatito se siente como pez en el agua, por eso se les llama también los gatos de la natación, pues además son excelentes nadadores.

De igual manera, estas mascotas son extremadamente inteligentes, les encanta perseguir a su amo por toda la casa pues adora la compañía. Les gusta jugar y saltar, con muy curiosos y enérgicos. Si tienes niños pequeños serán excelentes amigos. Estos gatitos también disfrutan de jugar a la pelota como si fueran perros.

Recuerde que si decide optar por la natación como forma de ejercicio de su gato, debe tener algunos cuidados como:

  • Debe estar atento siempre mientras su gato se encuentre dentro del agua, no debe dejarlo sólo ya que este puede agotarse, dejar de nadar y ahogarse. Por eso también recomendamos tener siempre a la mano una correa para ayudarle a salir rápidamente si así lo necesita.
  • En el momento en que lo saca del agua debe secar muy bien sus patas, entre los dedos y su cuerpo en general para evitar que la humedad genere hongos o infecciones.

Escribe un comentario