Los gatos prefieren comer pescado?

Gato comiendo pescado

Si bien siempre se ha identificado al gato como el enemigo nato de los ratones, a la hora de hablar sobre su alimento, siempre se lo asocia con el pescado, de ahí que varios personajes animados que encarnan a estos felinos solían tener como plato principal a unos suculentos restos de pescado…

La dieta del gato, en un ambiente natural, es completamente carnívora, y se decantará por carne roja o de pescado según los ambientes en que habite, pues hasta el momento no hay pruebas que acrediten que los mininos prefieran por instinto un tipo de carne de otro. De ahí que gatos en entornos con ríos, cursos de agua o zonas portuarias se especialicen en alimentarse de peces.

Pero como toda dieta especializada y monótona, la alimentación a base de pescado puede acarrear algunos problemas al gato.

Gatos a punto de comer pescado

Uno de ellos se deriva del escaso consumo de vitamina B1, de presencia muy pobre en el pescado, y que podría afectar el sistema nervioso, estimular cuadros de anorexia, trastornos gastrointestinales o fatiga.

Otro problema frecuente en el gran consumo pescado, debido a su rápida descomposición, es la presencia de la molécula histamina presente en pescado en mal estado y que puede provocar en el gato reacciones alérgicas.

Por el contrario, el pascado es muy rico en vitamina A, B6 y D, por lo que si incluimos la carne de pescado en la dieta del gato de forma equilibrada y combinada con alimento balanceado, estaremos aprovechando los valores nutricionales de este alimento, pero sin descuidar aquellos otros de los que carece.


Escribe un comentario