Los gatos ni reclusos ni callejeros

gato

No hay ninguna duda que a los gatos les gusta salir de casa para investigar y merodear. Esa práctica, normal para los felinos, es altamente peligrosa en un medio urbano. La calle está llena de peligros. Puede perderse, ser atacado por perro o atropellado por automóviles. Y puede contraer enfermedades de otros gatos.

Por lo tanto, si quieres que tu gato viva sin peligros, feliz y sin enfermedades, mantenlo dentro de casa. La mayoría de los gatos que viven en pisos no salen nunca y no necesitan de hacerlo para ser felices. Aunque, tampoco hagas de tu gato un recluso.


Un gato que en el hogar es como un miembro más de la casa vive, por lo tanto, no lo encierres cuando haya visitas, lo mejor es que el gato se acostumbre a ellas, pero si lo limitas jamás será capaz de socializar con el resto de los humanos. Tampoco limites sus movimientos y acciones porque estarías haciendo de tu gato una vida de reclusión.

Puede haber comportamientos del gato que te disgusten o no sepas, pero son hábitos que forman parte de su especie como puede ser afilar las uñas, esta acción es vital para ellos no es algo que hagan para fastidiar los muebles o los sofás. Por lo tanto, no le culpes ni lo castigues por ello, simplemente tienes que proporcionarle los recursos necesarios para que pueda arañar en un sitio especial.

Si te gusta el bricolaje puedes fabricarle con un tronco de madera pesado y una alfombra vieja y hacer con su rascador un lugar para afilar las uñas, sin que tengas que reñirle porque te araña un mueble o cualquier otro lugar. Y por supuesto no lo saques a la calle para que vagabundee y busque lugares para arañar.


Categorías

Curiosidades

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario