Los cuidados de las razas especiales

Sphynx

Cuando hablamos de gatos de razas especiales nos referimos a aquellas especies que, además de haber sido producto de una selección cuidadosa por parte del ser humano, dependen de él para tener una buena calidad de vida. Entre estas razas me gustaría hacer especial mención a los Sphynx y a los Persa: estos felinos son muy bellos, pero exigen un nivel de atención por parte del cuidador más alto que el que requiere otra raza.

Así pues, si estás pensando en compartir tu vida con uno de estos animales, pero no sabes qué es lo que necesitan, ¡sigue leyendo!

Sphynx

Aunque alguna que otra vez aparecen ejemplares sin pelo, lo cierto es que el Sphynx no sería lo que es hoy si no llega a ser por criadores canadienses que decidieron seleccionar estos ejemplares para reproducirlos. Estos animales son tremendamente cariñosos con sus cuidadores, además de ser una raza ideal para aquellos que tengan alergia a los gatos pero quieran compartir su vida con alguno.

Hay que tener en cuenta a la hora de traer un Sphynx a casa es que, a menos que vivamos en una zona con clima tropical, en invierno será necesario protegerlo del frío. En el mercado encontrarás ropa para gatos, pero también puedes optar por hacerle tú mismo/a un abrigo si te gusta la costura.

Persa

Persa

El origen del persa aún se encuentra sumido en el misterio, pero se sabe que el actual proviene del Angora Turco. El gato africano, del cual se cree que provienen todas las razas de gatos domésticos, nunca ha tenido el pelo largo; sin embargo, el gato de Pallas (cuyo nombre científico es Felis manul) podría ser el primer antecesor de este precioso peludo con la nariz chata.

Los persas han sido siempre animales muy queridos y solicitados. Pero en casa hay que limpiarles los ojos y la nariz de vez en cuando, a fin de evitar problemas. Al tener el pelo largo, se recomienda cepillarlo unas dos veces al día para mantenerlo suave y sin enredos.

Tanto el Sphynx como el Persa son muy bellos, pero… y tú, ¿con cuál te quedas?


Escribe un comentario