Lipidosis Hepática


La lipidosis hepática es una de las causas más común de enfermedades en el hígado. Esta enfermedad se caracteriza por ser una infiltración de la grasa en las células del hígado, que provoca que este deje de funcionar de manera correcta. Hay que tener en cuenta que el hígado tiene muchas funciones metabólicas vitales como la eliminación de desechos de el torrente sanguíneo, síntesis de vitaminas, de proteínas y de azucares, desintoxicación de toxico, entre otros.

Los gatos que se encuentran más propensos de desarrollar esta enfermedad, son los gatos anoréxicos, es decir aquellos que han dejado de ingerir alimentos durante un periodo de tiempo. De esta manera, si su gato ha dejado de comer por más de 3 días puede ser que tenga exceso de grasa acumulada dentro de las células del hígado; la grasa acumulada evita que la bilis producida salga de las células y  al no ser eliminada, se vuelve toxica y da como resultado la falla del hígado.

Hay que prestar mucha atención a los síntomas que puede mostrar su gato como: perdida excesiva de peso, ojos e interior de oídos amarillentos, y encías pálidas y descoloridas.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, es indispensable visitar al veterinario para que realice los exámenes de sangre que confirmen la diagnosis de la enfermedad.

Aunque puede optar por un tratamiento con medicina convencional, también puede optar por la terapia natural y alternativa que durante los últimos años han demostrado ser bastante efectivos sin producir efectos secundarios.

El tratamiento básicamente consiste en devolverle el apetito a su mascota, que puede conseguirse dándole el alimento favorito de su gato en combinación con remedios herbarios y homeopáticos.

Recuerde que todos los tratamientos naturales deben trabajar conjuntamente con el tratamiento enviado por su veterinario.


Escribe un comentario