Leyendas del gato Siamés

leyendas del gato Siamés

Siguiendo con las leyendas de los gatos hoy toca el turno al siamés que también la tiene, se dice que los felinos de raza siamesa eran difíciles de obtener y solían ser regalo exclusivo al rey de Siam (Tailandia), el cual, dejo a ese tipo de gatos dentro de su palacio nombrándolo el gato real de Siam. Era un animal sagrado, todos sus dueños solo podían ser exclusivamente sacerdotes o de la realeza. Si uno de estos ejemplares era robado el castigo era sin duda alguna la muerte.

El primer ejemplar de esta raza en Inglaterra fue un regalo del rey de Siam al Cónsul General Británico. Eran una pareja de felinos llegados a ser expuestos por Londres como una maravilla. Esta práctica también se realizó en el siglo XX en América. A finales del siglo XIX varios ejemplares fueron importados a más países y a su vez registrados como raza.


Cuenta la leyenda que los siameses participaban en el funeral de personas tailandesas. Estos eran depositados dentro de la tumba del monarca y más tarde, este salía por un orificio de la tumba. Este acto simbolizaba la entrada del alma del rey dentro del cuerpo del gato como parte del viaje a una siguiente vida.

Otra leyenda habla sobre una sopa perdida y dos gatos siameses que debían encontrarla. Cuando estos la encontraron, uno se quedó cuidándola mientras que otro iba a avisar de dicho encuentro. Era una hembra la que se quedó haciendo la vigilancia la cual estaba tan angustiada de volverla a perder que fijó su cola a la copa, retorciéndose permanentemente. A su vez, miraba fijamente el objeto para así no perderlo de vista, cuya acción le provocó el fuerte estrabismo en la vista. Se dice que por ello los gatos siameses son bizcos y tienen la cola retorcida actualmente.

Interesantes ¿verdad?


Categorías

Curiosidades
Etiquetas

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Mercè dijo

    Me gustaría “avisar” de un detalle a tener en cuenta, tanto de la raza Siamés como la Balinés (también con ojos azules, orejas, morro, pies y cola oscuros) aunque esta última tiene la cabeza más redonda y chata y el pelo un poco más largo.
    Ambas razas son preciosas y encandila observarlas y acariciarlas, pero por sacarles algún “defecto”, ambas son muy procreadoras, con el consiguiente aumento de periodos de celo y sus “molestias”.
    La madre gata estilo Siamés/Balinés color tortuga, o cuerpo a manchas multicolor que tengo, pasa por bastantes periodos de celo, y el problemilla sería que esta raza tiene una voz muy grave y sonora que por la noche puede llegar a molestar. Aunque no hace más de 10 maullidos al día.
    Su hija, que ha salido “Balinesa” con 4 meses y medio ya está en celo… afortunadamente ésta no maúlla nada, pero igualmente ha empezado un poco pronto, porque sus hermanas se comportan con normalidad.
    Lo dicho, una raza preciosa, de carácter muy calmado pero muy activa para el sexo 😉
    (El veterinario me dijo que los gatos macho no eran fértiles hasta el año, eso espero…!)

    1.    Monica Sanchez dijo

      Siempre puedes algún remedio calmante, como Rescue Remedy (de Bach) echándole unas 4 gotas a su agua o comida. Así seguro que se relaja 🙂

Escribe un comentario