Leyendas acerca de los Gatos


Probablemente a ningún otro animal doméstico se le han atribuido tantas leyendas y mitos, como al gato. Desde sus hábitos nocturnos, su inteligencia, su capacidad de moverse sin ser detectados ya que son muy silenciosos, su paciencia para cazar, las siete vidas que muchos dicen que poseen, han llegado a inquietar a muchos, por lo que se les ha llegado a atribuir a estos animalitos, poderes casi sobrehumanos y características que van desde lo sobrenatural, a la brujería y a los espíritus.

Desde la antigüedad, específicamente hablando del antiguo Egipto, los gatos eran considerados animales sagrados, que al morir eran momificados y enterrados en compañía de ratones para que pudieran alimentarse mientras cruzaban al mas allá.  Esta cualidad sagrada, derivaba de la creencia de que muchos de los espíritus de quienes habían muerto, encarnaban en estos animales. Incluso hasta existía una diosa, llamada la diosa Bastet, que se encontraba representada con el cuerpo de una mujer y la cabeza de gato.

Mas adelante, la cultura celta, consideraba que los ojos del gato, eran además de la representación de las puertas que permitían a los mortales el acceso al reino de las hadas, la forma en la que estas podían ver el mundo humano. Es decir, a través de los ojos de los felinos, las hadas podían saber qué sucedía en nuestro mundo.

Sin embargo, durante la edad media, la concepción de este animal como algo venerado, y sagrado cambio drásticamente, cuando se le empezó a considerar como símbolo de mala suerte, que acompañaba constantemente las brujas que lo utilizaban para realizar sus hechizos. Es por este motivo, que todavía, para muchos cruzarse con un gato negro es símbolo de mala suerte y de desgracia.


Escribe un comentario