Las leyes gatunas

De la misma manera en que la vida de nosotros, los seres humanos, se encuentra regida por algunas leyes cósmicas, la vida de nuestros animalitos gatunos también se encuentran regidas por otras leyes. Es por este motivo que el día de hoy, queremos compartir con ustedes algunas de estas divertidas y curiosas leyes gatunas.

Primero que todo, por si no lo sabias, existe la ley de la inercia gatuna, es decir que tu gatito mientras se encuentre en reposo, seguirá de esta manera hasta que no haya una fuerza externa que lo impulse a moverse, como por ejemplo el ruido de una lata abriéndose que lo haga ir a buscar su alimento.  De igual manera, la ley del movimiento gatuno, nos indica que estos animales siempre se mueven en línea recta, a no ser que tengan una muy buena razón para cambiar su dirección, como por ejemplo esa misma fuerza externa que lo impulsa a ir en busca de la lata que están abriendo.

Si no te habías dado cuenta, cuando tenemos un gato cerca y estamos vistiendo un abrigo o unos jerseys, estos quedan llenos de pelo, sin embargo, atraerán mayor cantidad de pelaje aquellos atuendos que sean más oscuros, según lo que nos dice la ley del magnetismo gatuno. De igual manera, cuando tenemos estos animalitos, ellos querrán siempre dormir a neustro lado, tratando generalmente de buscar la posición que más cómodos los hace sentir, siendo esta la que más incomodos nos hace sentir a nosotros.

De igual forma, tal como no lo dice la ley de atracción de la manta eléctrica, cada vez que se te ocurra enchufar tu manta eléctrica en un día de frio, conseguirás que el gato suba a tu cama, tan raído como la velocidad de la luz, y además siempre encontrará el lugar más confortable para él solo, ya que no querrá compartirlo con nadie.


Escribe un comentario