Las colonias de gatos

gatos

En prácticamente todos los pueblos y ciudades podemos encontrar gatos y gatitos que viven en la calle: son los que llamamos ”gatos callejeros”. Pero, ¿es lo mismo un gato salvaje que un gato callejero? No. Un gato salvaje es aquel que ha nacido y se ha criado sin humanos. A ellos no les gustará nada vivir en una casa, o les costará muchísimo adaptarse. Por el contrario, un gato callejero es un animal que sí que ha vivido en una casa, pero que sin embargo ha acabado viviendo en la calle, abandonado.

Aunque a simple vista sea difícil distinguirlos (de hecho, sólo lo sabremos si tenemos contacto con ellos), los gatos que están en la calle se agrupan en colonias. Y de esto hablaremos, hoy, de las colonias felinas.

Las colonias felinas suelen estar formadas por 10 o más gatos, la mayoría salvajes, pero no es raro encontrar también alguno que haya sido abandonado. Los gatitos de menos de dos meses que han nacido en la calle, se pueden adaptar sin mayores problemas a vivir en una casa con humanos, pero más allá de esa edad, será muy difícil, pues su hogar ideal es el aire libre.

Por fortuna, hay muchas personas que se encargan de mantener más o menos controladas dichas colonias: gracias sobretodo a la castración/esterilización de los gatos para evitar más camadas que se vean en la calle, y proporcionándoles comida y agua a diario.

Gatitos

Como todos los animales, los gatos necesitan: comida, agua, y un lugar donde protegerse del frío. Es importante para ellos el tener un lugar seguro donde estar. Si quieres ocuparte de una colonia felina de tu zona, infórmate en Protectoras sobre cómo debes hacerlo, pues hay muchos veterinarios que hacen descuentos en las castraciones, o que incluso las hacen gratis.

Es muy importante pensar en las consecuencias del embarazo de una gata que pueden tener los gatitos. Una de ellas es que pueden acabar en la calle.


Escribe un comentario